14 ago 2020

Ir a contenido

POLÉMICA LINGÜÍSTICA

El Supremo reconoce al castellano como lengua vehicular en la educación infantil en Catalunya

El tribunal anula dos artículos del decreto del Govern por no exigir que tuviera la misma prioridad que el catalán

MARGARITA BATALLAS / Madrid

La Sala Contencioso-administrativa del Tribunal Supremo ha anulado dos artículos del decreto de la Generalitat de Catalunya que regula el segundo ciclo de la educación infantil porque vulnera la Constitución al no exigir que la enseñanza en castellano tenga la misma prioridad que el catalán.

Los jueces explican que toman esta decisión porque esta fue la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional que dictaminó que el castellano y el catalán son las lenguas vehiculares en Catalunya.

Esta sentencia resuelve el recurso presentado contra una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC)  contra el decreto aprobada por el departamento de Educació en el 2008. El Supremo anula tres artículos de esta norma.

En la resolución se explica que el castellano es una "lengua vehicular y docente" en Catalunya y afirma que "la normalización del catalán no puede hacerse a costa de la exclusión del castellano". Por ello, sostiene que el derecho a usar el castellano como lengua habitual es "un derecho que se ha de reconocer sin necesidad de que se inste".