Ir a contenido

VIAJE DE CUATRO DÍAS A EEUU

Mas defiende en Boston un modelo que combine desarrollo tecnológico e investigador y turismo

Jóvenes investigadores catalanes del MIT expresan al 'president' sus inquietudes de futuro

IDOYA NOAIN / Boston

Intentar atraer turistas y a la vez desarrollarse como epicentro de la investigación y la industria avanzada no son incompatibles. Este es el mensaje que lanzó ayer --esta madrugada en España-- al ser preguntado sobre Eurovegas y su posible implantación en Catalunya el president de la Generalitat, Artur Mas, que inició en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston su viaje de cuatro días a Estados Unidos.

El viaje es, precisamente, un intento de presentar, vender e impulsar las bondades de su "modelo productivo y social", y hacerlo a la vez inspirándose y aprendiendo de estados como Massachusetts, uno de los epicentros universitarios y de investigación e innovación de EEUU y del mundo. Y Mas, que definió el territorio de Nueva Inglaterra como "un espejo no político, sino tecnológico, a nivel productivo y de concentración de conocimiento", justificó que también Massachusetts está realizando "una rotunda apuesta" por el turismo.

El president ha llegado, sin duda, con mentalidad de promoción. En Boston ha hablado con orgullo de la dominante presencia catalana (entre el 50 y el 60%) en el pabellón español en la feria BioBoston, que visita este miércoles, y aunque ha admitido que "en el campo de biomedicina aún no podemos presumir porque queda campo por recorrer", también ha asegurado que se está produciendo "una evolución interesante en ese terreno".

Baño de realidad

Al ser preguntado sobre cómo puede Catalunya apostar por la internacionalización de sus empresas en un momento de recortes, como el que ha rebajado de 112 millones de euros a 2 las ayudas de la Generalitat a través de Accio10, Mas ha asegurado que el apoyo es "constante" y ha mencionado las 34 oficinas de representación comercial que la Generalitat mantiene en el exterior tanto para captar inversiones como para promover negocios. "La exportación en los dos últimos años, en plena crisis, ha crecido", ha subrayado, "y en un momento de entorno económico negativo, Catalunya se está abriendo cada vez más al exterior".

El president también se ha dado en el MIT un baño de realidad. En un encuentro con investigadores catalanes que estudian o trabajan en el MIT, Mas charló con un grupo entre los que estaba Jordi Martorell, que está preparando en el campus un doctorado del IQS (Instituto Químico de Sarriá). La primera pregunta de este joven de 27 años que investiga arterias artificiales y busca tratamientos personalizados para pacientes cardiovasculares fue contundente: "¿A qué volvemos? Deme razones para volver".

Su lista de lamentos es de sobra conocida: sueldos bajos, una "mentalidad funcionarial", una apuesta desmedida por los servicios. Y cuando tras la animada y encendida charla, el president se marchó a saludar a otros investigadores, Martorell se quedó hablando de sus posibles planes. Irá, decía, donde le den "más oportunidades". Y en la lista de destinos donde ha pensado ir a abrir su propia empresa, su propio país no se oía, sí, en cambio, Argentina, Brasil...

0 Comentarios
cargando