OPINIÓN

No diga rescate

Los dirigentes del PP recurren a nuevos eufemismos para evitar el término

1
Se lee en minutos
NEUS TOMÀS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue quien, intentando atajar las especulaciones que hace semanas que se ciernen sobre el sistema bancario proclamó: "No va a haber ningún rescate de la banca española". Y de eso hace solo 10 días. Desde primera hora de la mañana, con eufemismos varios, distintos dirigentes del PP, sin pronunciar la palabra maldita (rescate), daban por hecho que España pediría ayuda a la Unión Europea. La ministra de Fomento, Ana Pastor, lo ha bautizado como la"recapitalización"de las entidades bancarias. Su colega de Gabinete, Miguel Arias Cañete, se ha referido a una"solución razonable" y el popular vasco Carmelo Barrios ha agradecido a Dios que estemos"bajo el paraguas"de la Unión Europea.

Noticias relacionadas

Mientras, el equipo económico del Gobierno examinalas 70 páginas delinforme del Fondo Monetario Internacional (FMI) que concluye quelos bancos españoles en crisis necesitan 40.000 millones de euros40.000 millones . Durante todo el día, el Ejecutivo se ha negado a confirmar el secreto a voces proclamado y fue, una vez concluída lareunión telefónica del Eurogrupo, cuando el ministro de Economía, Luis de Guindos, se encargó de dar la cara y confirmarlo. No, no salió Rajoy. Quien quiera cómo está el presidente tras solicitar la ayuda de Bruselas tendrá que esperarse a verlo en el palco del estadio polaco donde España se enfrentará a Italia. 

Con quien síha hablado Rajoy en las últimas horas es con el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. Los socialistas están dispuestos a arrimar el hombro aunque pedirán que el jefe del Ejecutivo comparezca en el Congreso para dar las explicaciones que, de momento, se ha ahorrado.