Ir a contenido

APROBACIÓN DEFINITIVA DEL DECRETO LEY

El Gobierno eliminará el contrato sin indemnización cuando el paro baje del 15%

PP y CiU pactan la reforma laboral mientras los sindicatos protestan a las puertas del Congreso

MERCEDES JANSA / Madrid

El pacto entre el PP y CiU sobre la reforma laboral y la presencia de los líderes de CCOO y UGT en el Congreso de los Diputados para expresar por escrito su rechazo a la nueva norma, han marcado la aprobación definitiva esta mañana del proyecto de ley en la Cámara baja, a falta aún del trámite del Senado. Las 26 enmiendas transaccionadas entre el partido del Gobierno y los nacionalistas catalanes no alteran el fondo del decreto en vigor pero refuerzan algunos aspectos para evitar incurrir en inconstitucionalidades o eludir sentencias judiciales por vulneración de derechos de los trabajadores.

Además de salvaguardar las competencias autonómicas, CiU ha logrado una bonificación del 50% de las cuotas empresariales para la contratación de cónyuges y familiares y ajustar el despido por absentismo a quien se ausente durante 12 o 13 jornadas laborales. Asimismo, el nuevo y polémico contrato de emprendedores --con un año de periodo de prueba y sin indemnización por despido para empresas de menos de 50 trabajadores-- se podrá realizar solo hasta que el paro baje del 15% (en la actualidad roza el 25%).

El derecho al trabajo, "papel mojado"

Mientras el debate se desarrollaba en la comisión de Empleo del Congreso, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez entregaban en el registro de la Cámara una carta dirigida al presidente del Congreso, Jesús Posada, en la que denuncian que el decreto ya se aprobó "sin negociación ni consulta" a los interlocutores sociales y que la ley "facilita y abarata el despido; da más poder al empresario; no reduce las modalidades de contratación; rompe el equlibrio de la negociación colectiva; impulsa el despido en las Administraciones Públicas" y "convierte el derecho del trabajo" de los ultimos 30 años "en papel mojado".

Los líderes sindicales estuvieron acompañados a distancia, ya que no se permiten manifestaciones en las puertas del Congreso, de un centenar de delegados de ambas centrales en una jornada de protesta que comenzó a medianoche con un acto festivo con escritores y actores.

Textos de última hora

El debate en la comisión de Empleo comenzó con retraso ya que el PP presentó al inicio un documento de unas 50 hojas con las novedades pactadas con CiU. Los diputados del resto de los grupos expresaron su protesta por el poco tiempo para estudiar lo que consideraron una imposición y pidieron un aplazamiento del debate de 24 horas. El presidente de la comisión, del PP, no aceptó, y alegó la necesidad de enviar un mensaje de confianza a los mercados.

La opinión de la oposición se resume en una frase del diputado del PNV, Emilio Olabarría, quien afirmó: "Es un mal día para el Estado del bienestar que estamos despedazando con gran celeridad".

El PP y CiU también pactaron que las empresas de turismo que contraten a trabajadores en los meses de marzo y noviembre tenga una bonificación del 50% en las cuotas empresariales.

Voto en contra del PSOE

El PP ha aceptado tres propuestas inspiradas en otras tantas enmiendas del PSOE referidas a la contratación de discapacitados, a que haya autorización administrativa para las ETT que intermedien en la contratación, y no solo declaración de intenciones, como ahora, y la presentación en seis meses de un plan de racioalización de horarios para compatibilizar la vida laboral y familiar.

Concha Gutierrez, diputada del PSOE, ha anunciado el voto en contra de su grupo al conbseiderar que la reforma "ahonda" en la destrucción de empleo que conlleva la crisis y deja un "futuro negro" a los jóvenes.