POLÉMICA POR UN PARTIDO DE FÚTBOL

Aguirre se ratifica y apela a la libertad de expresión

La presidenta de Madrid insiste en que la final de la Copa del Rey se suspenda si hay pitadas al himno o al Príncipe

Esperanza Aguirre, junto al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, este miércoles, durante la reunión del comité de dirección del PP de Madrid.

Esperanza Aguirre, junto al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, este miércoles, durante la reunión del comité de dirección del PP de Madrid. / Emilio Naranjo (EFE)

1
Se lee en minutos

Pese a la polvareda de críticas que ha levantado, la presidenta de la Comunidad de Madrid,Esperanza Aguirre, ha ratificado este miércoles sus declaraciones de ayer, en las que apostó porsuspender la final de la Copa del Rey y celebrar el partido a puerta cerrada si se produce unapitada contra el himno nacional o contra el Príncipe. Aguirre ha apelado a sulibertad de expresión y ha asegurado que solo dijo lo que piensa al respecto de lo que debe hacer un "país serio".

"Hay quien dice que no debería haber dicho lo que he dicho y que hay que amparar la libertad de expresión de quienes quieren hacer pitadas... Espero que amparen también la mía", ha señalado en una rueda de prensa posterior al comité de dirección del PP de Madrid, donde ha añadido que ella podrá expresar lo que piensa "que es lo correcto".

Carta del lendakari

Noticias relacionadas

La dirigente madrileña rechazaba así las peticiones de varios políticos, entre ellos el lehendakari, Patxi López, para que retirara sus palabras. López ha enviado hoy una carta a Aguirre en la que le traslada su "desacuerdo y desagrado" por sus palabras, ya que en su opinión "proyectan sobre el conjunto" de las aficiones del Athletic y el Barça (que se enfrentarán en la final) "posibles comportamientos alentados por minorías que quieren aprovechar la final para amplificar reivindicaciones extemporáneas y conductas reprobables".

Casi todos los partidos acusaron ayer a la dirigente madrileña decaldear los ánimos con motivo de la Copa del Rey comocortina de humo para ocultar la desviación del déficit de la comunidad y los problemas en Bankia.