INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Urdangarin negoció con el Gobierno de Camps tras el ultimátum del Rey

El duque mantuvo hasta el 2008 una cuenta corriente a medias con Torres

Urdangarin, el pasado mes de febrero, a su llegada a los juzgados.

Urdangarin, el pasado mes de febrero, a su llegada a los juzgados. / ARCHIVO / REUTERS

Se lee en minutos

MARISA GOÑI / PALMA
JESÚS G. ALBALAT / BARCELONA

Iñaki Urdangarin negoció como representante del Instituto Nóos con la Generalitat valenciana hasta el 2008, según aseguró ante el juez José Castro el empresario Miguel Zorío, cliente y proveedor de la fundación investigada por presunta malversación de fondos públicos. De acuerdo con esa declaración, a la que ha tenido acceso este diario, los contactos se produjeron dos años después de su aparente retirada de Nóos por orden del Rey, quien le prohibió en el 2006 que negociase con las administraciones, según la versión aportada por el duque de Palma ante el magistrado.

A preguntas del fiscal Pedro Horrach, Zorío afirmó que el proyecto de los fallidos juegos europeos se mantuvo vivo hasta el 2008. En varias ocasiones, subrayó que Urdangarin tenía como interlocutores de la Administración valenciana al entonces vicepresidente de la Generalitat, Vicente Rambla, y a la consejera de Deportes, Trinidad Miró.

El empresario apuntó que en noviembre del 2007 se celebró en Valencia una asamblea de comités olímpicos. Lejos de conseguir un espaldarazo al proyecto, el Comité Olímpico Internacional comunicó que un mismo país no podía albergar dos acontecimientos de envergadura y que había que optar entre los Juegos Olímpicos de Madrid y los europeos en Valencia. Según Zorío, Valencia apostó por ser subsede de vela dentro del proyecto de Madrid y renunciar al suyo. El empresario, también imputado en la causa, afirmó que la decisión se les comunicó a principios del 2008 y que hasta ese momento siguió trabajando para Nóos. «Yo no seguí por mí mismo, sino que continuaba con Diego Torres e Urdangarin, que era con los que yo tenía la relación», reiteró para justificar los pagos de la fundación a su empresa, Lobby Comunicación, subcontratada para labores de asesoría y redacción de informes, cuya solvencia cuestiona la fiscalía.

Te puede interesar

Urdangarin también siguió hasta el 2008, junto a Torres, como titular de una cuenta de Sa Nostra, donde recibió 116.000 euros de la caja mallorquina para apoyar el Fórum Illes Balears, impulsado por el Govern de de Jaume Matas, según la documentación del sumario.

«EXTORSIÓN» / El abogado del duque, Mario Pascual Vives, avisó ayer a Torres de que exigir 10 millones a cambio de no desvelar más correos que impliquen al Rey y a la infanta Cristina sería «extorsión», aunque no le consta que existan negociaciones de este tipo, como publicóEl Mundo.

Temas

Caso Nóos