AJUSTES DEL EJECUTIVO PARA SALIR DE LA CRISIS

Rajoy dice que el próximo viernes se anunciarán nuevas medidas "muy importantes"

El presidente del Gobierno afirma que ha tenido que subir los impuestos porque "no quedaba alternativa"

El líder del PP subraya que "la agenda reformista no parará hasta el fin de la legislatura"

Rajoy dice que el próximo viernes se anunciarán nuevas medidas "muy importantes"
3
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / Madrid

El presidente del Gobierno,Mariano Rajoy, ha aprovechado hoy su intervención de clausura en el Congreso del PP de Madrid parajustificar las últimas medidas de su Gobierno, mandar callar a los socialistas y advertir a los que protestan por susreformas, que van a seguir “porque no queda otra alternativa”. Por primera vez en mucho tiempo, Rajoy ha asegurado no solo que España “va a salir de esta”, sino queel próximo año será “mucho mejor que el 2012”y que vendrán “tiempos mejores”, si se siguen haciendo las cosas como hasta ahora. Es decir, que el próximo viernes, y los que siguen, ha avanzado,su Ejecutivo seguirá aprobando nuevas reformas. Diga lo que diga la calle.

Rajoy ha sido duro contra los socialistas, ha dicho que no les entendía porque se oponían a todo lo que está proponiendo este Gobierno, cuando ellos “en siete años, no han hecho ni la mitad que está haciendo este gobierno en cuatro meses”. Y les ha mandado callar. “Tal como nos han dejado las cosas aquí, lo mínimo que pueden hacer es callarse” ha asegurado el presidente tras insistir que “se oponen a todo, votan que no a todo lo que propone este gobierno. No entienden, o no quieren entender, o no se que les pasa, pero para salir de este pozo en el que nos han metido siento mucho tener que decir que hay que hacer exactamente lo contrario de lo que ellos hicieron”.

El presidente ha repasado buena parte de laspolémicas medidas de su Gobierno. Y las ha defendido, una a una, como la única alternativa para salir de una crisis de la que está convencido que se va salir. Pero sabedor de lo complicado que es entender algunos recortes y de al inicio de su discursos empezaban manifestaciones en toda España contra sus reformas, Rajoy a empezado asegurando que iba a intentar explicar “como lo veo yo, y a ser lo más claro posible para que se me entienda”.

Medidas meditadas y justas

El presidente ha asegurado quees “absolutamente consciente” de lo que está haciendo su gobierno, que sonmedidas meditadas y justas. Y también ha dicho que entiende que haya gente que no las entienda. Pero ha defendido su apuesta por una “agenda reformista, sin parangón en nuestra democracia” que tiene que dar la vuelta a la actual situación de crisis que atraviesa España. “Y le vamos a dar la vuelta”.

El presidente ha dicho que las medidas aplicadas son “positivas, necesarias y obligadas y tienen como único objetivo devolver a España al crecimiento económico y a la creación de empleo”.

Sus referencias alos socialistas a los que ha señalado como únicos responsables de la actual situación han sido constantes en su intervención. “El Gobierno de España se comprometió en Europa, y nadie le obligó, al 6% del déficit. Ese mismo Gobierno lo dejó en el 8,5%. Y eso supone que este año 2012, del que nosotros somos responsables, tenemos que reducir el déficit en 18.000 euros más de lo previsto. Y la responsabilidad la tienen los que la tienen. Y encima no les parece bien. Lo mínimo que deberían hacer es callarse, después de lo que nos han dejado aquí”.

Sin mención a la subida del IVA

El presidente se ha referido a lareforma laboral, a los recortes en educación y sanidad y a la subida de impuestos. Medidas todas que ha defendido porque “no quedaba otro remedio”. “Se que la subida de impuestos no figuraba en nuestro programa electoral. Intentaremos no tener que hacer estas cosas en el futuro, pero no quedaba otra alternativa”.

Noticias relacionadas

No se ha referido a la anunciada subida del IVApara los próximos presupuestos, pero si ha puesto en valor la progresividad en el aumento del IRPF: “Hemos intentado ser justos y equitativos, y que la carga recayera en los que están en una mejor situación”.

Y ha querido ser realista, y con el argumento de que no piensa mentir a los españoles, ha advertido de que las medidas no tendrán un efecto a corto plazo. “Como todo en la vida, las cosas tienen su tiempo”. Por eso ya recordado que este año el crecimiento será negativo, del -1,7%, “pero es mejor decir la verdad”.