18 sep 2020

Ir a contenido

LA ESTRATEGIA DE LOS CONSERVADORES

Rajoy garantiza que no habrá rescate para España y pide a los mandatarios europeos más prudencia

Pide a sus parlamentarios que no se dejen llevar por el "ruido" interno y recuerden la mayoría absoluta

GEMMA ROBLES / Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reunido a su grupo parlamentario para reclamar calma en medio de una semana donde los mercados acosan a España y le llueven a su Ejecutivo las críticas internas por la descoordinación y problemas de comunicación. Así, Rajoy ha aprovechado la ocasión para tratar de convencer a sus compañeros de partido y a los ciudadanos de que el país no está en zona de rescate -"este no es ni va a ser el caso de España en el futuro"- y, de paso, ha tirado de las orejas a algunos mandatarios europeos que, como el italiano Mario Monti, acusaban anoche al Ejecutivo español de crear "motivos de preocupación" y hacer subir hasta límites muy peligrosos la prima de riesgo.

"A propósito de algunas declaraciones que se hicieron anoche desde la Unión Europea... En España no vamos contra nadie, no hablamos de otros países y a todos los países de la zona euro le deseamos lo mejor. Nosotros sabemos que lo que es bueno para España es bueno para toda la zona Euro [...]. Todos tenemos problemas. Nosotros debemos solucionar los nuestros y en la UE, que los demás hagan lo mismo, pero que sean prudentes y trabajen para ello, porque aquí todos tenemos una gran responsabilidad y queremos una Europa fuerte", ha enfatizado.

Dicho esto, Rajoy ha admitido que el momento es muy complicado y que se debe a unos compromisos adquiridos con Europa que no puede dejar de cumplir. Eso sí, subrayó que si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hubiera cumplido con los objetivos de déficit que le impuso la comisión, el recorte que habría que hacer este año y el próximo ejercicio serían menores, pidiendo a los conservadores que difundan este mensaje entre los ciudadanos. Ha recordado también el presidente todas las reformas que ha emprendido en los 100 primeros días de Gobierno y, de forma más o menos explícita, se refirió al malestar que ha producido su anuncio por sorpresa de que, además del tijeretazo de los presupuestos, se dispone a hacer otro extra de 10.000 millones en sanidad y educación.

Otro paquete de reformas

"Ahora vivimos el momento más difícil que es el de los sacrificios compartidos para corregir los errores del pasado, pero los frutos se verán en el futuro, este es el horizonte. Y quiero dejar claro que si hacemos estas reformas es porque eso es lo que necesita y lo que conviene a España", ha dicho. A continuación, ha pasado a explicar a sus diputados las líneas generales del nuevo plan de reformas que pretende poner en marcha en este trimestre, colocando en primer lugar el plan de lucha contra el fraude, que se aprobará en el consejo de ministros del viernes. A eso, aclaró, hay que añadir otro plan específico contra el fraude en materia laboral y de seguridad social.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha relatado que este mismo mes se llevará a cabo la reforma del modelo sanitario y la "racionalización" del gasto en educación y que, en mayo, se convocará el consejo de política fiscal y financiera para instar oficialmente a las autonomías a cumplir con sus obligaciones presupuestarias, una vez que esté aprobada la nueva ley de estabilidad. Se acelarará también la reforma del modelo financiero y te aprobarán medidas para que salgan al mercado viviendas que están en manos de los bancos.

En la línea de lo que ya explicó ante su comité ejecutivo popular y de lo escuetamente señalado en la nota de prensa que emitió el lunes, ha confirmado que introducirá cambios en el mercado del alquiler, en el del sector energético, que aprobará la ley de emprendedores y que acometerá privatizaciones. Le ha dado especial relevancia a que también "comenzará" a reformar el modelo de administración para eliminar el solapamiento competencial, "algo que no se ha hecho en 30 años", añadiendo que habrá medidas por el mercado único; una ley de costas; decisiones en I+D+I; legislación que permita entrar el capital privado en las televisiones públicas, una norma sobre tasas judiciales y otra de transparencia para los órganos reguladores.