Ir a contenido

PRIMER JUICIO

Matas, condenado a 6 años por corrupción por el 'caso Palma Arena'

El expresidente balear es considerado culpable de falsedad, tráfico de influencias y prevaricación

MARISA GOÑI / Palma

El expresidente balear Jaume Matas ha sido condenado este martes a una pena total de seis años de cárcel y nueve de inhabilitación durante el primer juicio por el caso Palma Arena de corrupción en las islas Baleares.

La Audiencia Provincial de Palma considera a Matas culpable de inducción al fraude a la Administración, por el que le condena a cinco años y tres meses de cárcel, delitos continuados de falsedad en documentos oficiales y mercantiles, más delito continuado de prevariación en un concurso medial. Por todos ellos, le condena también a inhabilitación para cargo público durante cinco años.

El mismo tribunal le considera autor de un delito de tráfico de influencias, con una pena de nueve meses y un día, más otra inhabilitación de cuatro años, seis meses y un día. Matas fue presidente del Govern balear entre los años 1996-1999 y 2003-2007 y ministro de Medio Ambiente de 2000 a 2003.

Al periodista que le escribía los discursos, Antonio Alemany, la Audiencia le impone prisión de tres años por prevaricación y falsedad documental , y también le añade otra pena de nueve meses por un delito de tráfico de influencias, más una inhabilitación de cuatro años y siete meses.

Multas e indemnizaciones

El exdirector general de Comunicación del Govern de Matas Joan Martorell ha sido condenado a 1 año y seis meses por prevaricación, fraude, falsedad y malversación, aunque le han aplicado las atenuantes de confesión y reparación del año.

El dueño de la agencia de comunicación Nimbus, Miguel Romero, ha sido sentenciado a 1 año, un mes y quince días de prisión por prevaricación, falsedad, fraude y malversación, mientras que las exjefas de gabinete de Matas Dulce Linares y María Umbert han sido absueltas.

Al margen de las penas de prisión, la Audiencia ha condenado a Matas, Alemany, Romero y Martorell a que indemnicen de forma solidaria a la comunidad autónoma con 13.316 euros, mientras que, por su parte, el periodista balear y Martorell deberán abonar a la Administración pública un total de 11.550 euros. El expresidente balear deberá hacer frente al pago de un total de 11.170 euros, y Alemany, a 6.000 euros de multa.

La sentencia resuelve la segunda pieza de las 26 que integran el caso Palma Arena, en el marco de la cual el tribunal, presidido por la magistrada Margarita Beltrán, considera probado que los acusados pactaron beneficiar de forma arbitraria e irregular a Alemany y a sus sociedades con fondos públicos que ascendieron a un total de 483.186 euros.