Elecciones autonómicas

El CIS da el triunfo en Asturias al PSOE y la llave del gobierno a UPD

Los socialistas e IU no suman la mayoría, ni tampoco Cascos y el PP

Francisco Álvarez-Cascos.

Francisco Álvarez-Cascos.

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
BARCELONA

La ruptura del tradicional bipartidismo en Asturias le está dando una nueva dimensión al mapa político de esta comunidad, que también tendrá una cita con las urnas el próximo 25 de marzo tras decidir su presidente, Francisco Álvarez-Cascos, convocar elecciones anticipadas a los pocos meses de haberse estrenado en el cargo.

Cascos, que se dio de baja en el PP para crear un nuevo partido, el FAC, con el que ganó los comicios del pasado 22 de mayo, puede ser uno de los principales perjudicados por la atomización del voto, según los datos ofrecidos ayer por el CIS.

PINCHAZO DEL FAC / El sondeo le otorga entre cinco y seis escaños menos que en el 2011, cuando logró 16 diputados y se impuso por uno de diferencia al PSOE. La encuesta da a los socialistas la victoria, pese a perder un parlamentario (14), y certifica un aumento significativo de votos del PP (de 10 a 11 o 12) y de IU (de 4 a 7).

Todo ello derivaría, como principal conclusión, en que ni una coalición de derechas entre Cascos y los populares -en el caso de que firmaran la paz para no perder el poder-ni una de izquierdas entre el PSOE e IU sumaría la mayoría absoluta de la Cámara autonómica (23 diputados). Y es ahí donde surge la sorpresa más destacada, ya que el CIS augura que UPD logrará por primera vez representación parlamentaria en Asturias e irrumpirá en esta comunidad con dos escaños. Ello permitiría al partido de Rosa Díez tener la llave del gobierno en el caso de se sumase a una de las dos alianzas posibles.

Noticias relacionadas

El sondeo ofrece otros resultados contradictorios que denotan cómo está de abierta la pugna electoral en esta autonomía. Así, más de la mitad de los entrevistados (54%) califican la gestión del Ejecutivo del FAC en sus pocos meses de vida como de mala o muy mala. Pero Cascos es el candidato preferido para ocupar la presidencia tras su fugaz estreno.

DESEOS Y CREENCIAS / A la pregunta de qué partido le gustaría que ganase las elecciones, el PSOE es el preferido, con un 25% de adeptos. Sin embargo, cuando lo que se plantea es quién cree que ganará en las urnas, el 39% se decanta por el PP, que se lleva aquí el gato al agua. Ante todo esto, el Gobierno asturiano puso ayer en duda la veracidad de estos resultados, al igual que IU, que alertó de la existencia de un importante voto oculto en favor del FAC.