FINALIZAN LAS 9 PRIMERAS HORAS DE DECLARACIÓN

Urdangarín implica a Camps en el éxito de sus negocios

El Rey instó a su yerno a no firmar contratos con la Administración pública

El duque de Palma se desvincula de las decisiones económicas del Instituto Nóos y las achaca a su socio Diego Torres

El duque de Palma, acompañado de su abogado Mario Pascual Vives, llega a pie a los juzgados.

El duque de Palma, acompañado de su abogado Mario Pascual Vives, llega a pie a los juzgados. / Ballesteros (EFE)

5
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT/ CATALINA GAYÀ / M. G. / Palma

El duque de Palma, Iñaki Urdangarín,reconoció este sábado ante el juezJosé Castro que cuando propuso al expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, la organización de congresos éste aceptó sin dudar sus proyectos, dió el visto bueno en la primera reunión y a los tres días ya disponía de los contratos firmados. Este proceder responde al respaldo que pertenecer a la familia Real suponía el Instituto Nóos. También se reunió con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, para presentarle sus proyectos. A las preguntas directas del juez sobre facturas, el duque de Palma desvió la responsabilidad a su socio Diego Torres. Urdangarín reconoció también haber puesto a dos de sus hijos, cuando estos tenían 3 y 4 años, como socios en la firma Namaste S. L. para que esta fuera una empresa familiar y "de confianza". Urdangarín permaneció 9 horas ante el juez este sábado. Este domingo reemprenderá la declaración a partir de las nueve de la mañana.

Durante su comparecencia ante el magistrado, los fiscales anticorrupción Pedro Horrach, Juan Carrau y Miguel Angel Subirán, así como los numerosos abogados personados en estas pesquisas, Urdangarin recordó cómo contactó con la alcaldesa de Valencia para proponerle la organización de las jornadas sobre turismo y deporte denominadasValencia Summit, ante lo cual Barberá consideró necesario que el asunto fuese abordado en presencia de Camps. A los tres días de la reunión con Camps, la organización de las jornadas fueron adjudicadas a la empresa entonces presidida por Urdangarín.

Iñaki Urdangaríndeclaró ante el juez José Castro, que investiga el presunto desvío de fondos del Instituto Nóos, que el Rey le pidió en el 2006 que se abstuviera de firmar contratos desde sus empresas con la Administración pública. El duque de Palma se desvinculó así de lasdecisiones económicas que tomaba la institución sin ánimo de lucro que él presidía y atribuyó ante el juez a su socio, Diego Torres, la responsabilidad de la administración y contabilidad de Nóos.

Asimismo, el duque también se refirió al patrocinio delequipo ciclista de Banesto. Explicó que el asunto se gestó durante unpartido de paddle en el que participaron el entonces presidente balear,Jaume Matas, su hombre de confianza, Pepote Ballester, él mismo y una cuarta persona que no recordó. Allí empezaron a hablar del patrocinio, por el cual el Gobierno balear aportaría 17 millones de euros al equipo, que se pasaría a llamar Illes Balears, y de cuyos trámites se encargaría Urdangarín. El duque confirmó que se reunió con Matas y Ballester en elpalacio de Marivent --residencia oficial del Rey en Mallorca-- en el 2003 para seguir hablando del tema.

De la declaración del sábado también trascendió que el Gobierno balear abrió un concurso para contratar el seguimiento del equipo cicilista al que se presentaron tres ofertas.Ninguna de las firmas que supuestamente eran de Urdangarín corresponden realmente a la firma del duque de Palma.

Castro le preguntóexhaustivamentea Urdangarín sobre lacreación del Instituto Nóos--que el marido de la infanta presidió entre el 2004 y el 2006-- y de todas las sociedades en las que participaba el duque, tanto en su calidad de socio como de administrador . Le preguntó, una por una, cómo se crearon, qué cargos ocupaba y a qué se dedicaban estas sociedades. El marido de la infanta Cristina fue respondiendo de forma tranquila a las preguntas preliminares.

Así, el imputado respondió que ha tenido vinculación con varias de estas empresas implicadas en elcaso Palma Arena, como Nóos Consultoría Estratégica, Aizoon S.L., Virtual Strategies y Shiriaimasu. También ha reiterado quese desvinculó del entramado de empresas en marzo del 2006, cuando dejó la presidencia de Nóos, una entidad sin ánimo de lucro que recibió 5,8 millones de euros entre el 2004 y el 2007 del Gobierno balear de Jaume Matas y de distintas administraciones de la Comunidad Valenciana.

El marido de la infanta Cristina entró en el 2003 como administrador de Nóos y al año siguiente pasó a ocupar el cargo de presidente. En ese momento era gerente de la institución su socio Diego Torres, quien pasó a dirigir el instituto cuando Urdangarín dejó su presidencia en el 2006. Según sostiene la fiscalía, el duque de Palma y Torres montaron un entramado de varias empresas, administradas por ellos mismos o sus familiares, para apropiarse de ese dinero, y además encargaron a un bufete barcelonés el traslado de parte de ese capital a paraísos fiscales. Además de los fondos púlicos, Nóos captó millones de euros procedentes de empresas privadas, incluidos clubes de fútbol, aerolíneas o la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

Llegada a pie

Iñaki Urdangarín llegó este sábado a las 8.46 al edificio de los juzgados de Palma. Cruzó en coche el cordón policial y después bajó paraentrar a pie en los juzgados. Lo hizo con aspectoserio y demacrado y acompañado de suabogado Mario Pascual Vives. Antes de entrar en el edificio se ha paró ante los medios de comunicación, ante los que hizo unabreve declaración. "Comparezco hoy para demostrarmi inocencia, mi honor y mi actividad profesional. Durante estos años he ejercido y tomado decisiones correctas y con totaltransparencia. Mi intención en el día de hoy esaclarar la verdad de los hechos y mi declaración ayudará a demostrarlo", aseguró. El marido de la infanta Cristina tenía permiso del juez para acceder en coche a los juzgados, pero finalmente decidió entrar a pie como lo habían hecho anteriormente los otros imputados en el caso.

Abucheos al duque

Noticias relacionadas

La declaración de Urdangarín se produce después de dos sábados consecutivos de comparecencias en Palma de otros imputados en este caso, que comenzaron con la citación de Diego Torres, quien se negó a declarar pero se reservó su derecho a hacerlo voluntariamente después de la comparecencia de su exsocio.Miguel Tejeiro, que fue contable de entidades gestionadas por Urdangarín y Torres y secretario del Instituto Nóos, reconoció la creación de una sociedad para pagar menos impuestos en Belice, aunque insistió que se hizo de forma legal.

El duque de Palma fue recibido a su llegado a los juzgados por unos200 manifestantes convocados por hasta cinco organizaciones. En las pancartas se podían leer proclamascontra la monarquía y contra el duque. "Cuidado la cartera que viene Urdangarín", "Fuera, fuera la corona española", se podían leer en dos de ellas. Un fuertedispositivo policial acordonó la zona próxima al edificio judicial. Los abogados y los dos fiscales anticorrupción fueron entrando paulatinamente en los juzgados.