Ir a contenido

pagará también las costas

El Supremo condena a Garzón a 11 años de inhabilitación por destruir el derecho de defensa en el 'caso Gürtel'

El tribunal le impone la pena por ordenar la intercepción de las comunicaciones que mantuvieron en prisión los principales imputados

MARGARITA BATALLAS / Madrid

El Tribunal Supremo ha condenado a Baltasar Garzón a 11 años de inhabilitación y multa de 14 meses a razón de seis euros diarios y al pago de las costas por haber autorizado la grabación en la cárcel de las escuchas de los principales implicados de esta trama de corrupción con sus abogados. Esta condena, por prevaricación y violación de garantías constitucionales, supondrá la expulsión del togado de la carrera judicial.

En la sentencia se explica que Garzón tomó esta decisión de manera arbitraria, ya que solo contaba con indicios contra Francisco Correa, jefe del caso Gürtel, pero no disponía de elementos que acreditaran que los abogados iban acometer nuevos delitos. Por ello, el alto tribunal sostiene que su medida supuso una "destrucción generalizada del derecho de defensa" al causar "una drástica e injustificada reducción del derecho de defensa".

Los magistrados también sostienen que este tipo de prácticas solo se llevan a cabo en regímenes totalitarios, pero señalan que las mismas han sido ya superadas en nuestro país.

En la resolución se abunda en esta tesis y se afirma que "no es posible construir un proceso justo si se elimina totalmente el derecho de defensa", y explica que cuando se restringen las comunicaciones entre cliente y defensor ha de estar justificado. En este caso, según el Supremo, "no había datos de ninguna clase que acreditaran que los abogados cometían nuevos delitos". Por ello, afirman que la actuación de Garzón fue "irracional" y respondió a un mero "acto de voluntarismo" y además fue un acto arbitrario. El alto tribunal sostiene que este tipo de medidas solo se puede aplicar cuando se investigan casos de terrorismo, según la doctrina del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo.

Garzón ha recibido su sentencia en mano. El alto tribunal le convocó a las 13.30 horas para comunicarle el fallo. La decisión ha sido recibida con un gran pesar por el que fuera magistrado de la Audiencia Nacional que, tras más de 30 años de ejercicio profesional, sale de la judicatura tras una condena de inhabilitación. Además, Garzón está pendiente de conocer el fallo por haber investigado los crímenes del franquismo. Este juicio quedó ayer visto para sentencia y el tribunal ha comenzado hoy sus deliberaciones.