LA NEGOCIACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

CiU acepta aplazar hasta otoño la tasa turística y crear excepciones al euro por receta

Las personas que cobren la renta mínima no deberán pagar el euro por receta ni cuando los medicamentos cuesten menos de 1,67 euros

Se lee en minutos

JOSE RICO / Barcelona

La tasa turística no se aplicará antes del 1 de noviembre y el pago de un euro por receta sanitaria tendrá excepciones. Son los principales acuerdos que han alcanzado CiU y el PPC esta misma mañana de martes para rematar su alianza en los presupuestos de la Generalitat del 2012. Los populares han conseguido que el Govern se avenga también a rebajar las cuotas de la tasa por pernoctaciones. Las modificaciones acordadas han quedado reflejadas en sendas enmiendas presentadas por el PPC a la ley de acompañamiento de las cuentas.

El proyecto de ley presentado inicialmente por el Gobierno catalán establecía un "tíquet moderador" de un euro por medicamento, sin prever exenciones de ningún tipo. Pero, fruto de las negociaciones CiU-PPC, finalmente los usuarios deberán abonar un euro por receta, y no por medicamento. Además, quedarán exentas las personas que reciban una pensión no contributiva y los beneficiarios del Programa de Renta Mínima de Inserción. Tampoco se tendrá que pagar el euro por aquellos medicamentos que cuesten menos de 1,67 euros (con IVA) y a partir de la receta número 62. En todo caso, la iniciativa no entrará en vigor antes del 1 de noviembre, aunque la intención del PP catalán es ampliar esa moratoria hasta el 15 de diciembre, fleco que aún no está cerrado.

Según las estrellas

Noticias relacionadas

En cuanto a la tasa turística, el Ejecutivo de Artur Mas defendía inicialmente su implantación inmediata. Sin embargo, el PPC ha conseguido que se posponga su aplicación hasta el 1 de noviembre, así como modificaciones a la baja en las cuotas que fijaba el proyecto de presupuestos. Los hoteles de gran lujo, de cinco estrellas y las embarcaciones de crucero tendrán que abonar 2,5 euros por pernoctación. Los hoteles de cuatro estrellas situados en Barcelona abonarán 1,25 euros, y los del resto de Catalunya, 1 euro. El resto de establecimientos deberán pagar 0,75 euros si se encuentran en Barcelona y 0,5 euros si se ubican fuera de la capital.

Asimismo, la cuota máxima que podrá aplicarse a un establecimiento será de 7 pernoctaciones por persona, y no de 10 como pretendía el Govern. Y gravará a un máximo de dos personas por alojamiento, límite que CiU no había introducido. Estarán exentos de la tasa los menores de 16 años. CiU i PPC también han acordado la distribución de los ingresos que se deriven del impuesto: un 30% lo cobrarán los ayuntamientos, salvo que el de Barcelona, que recaudará el 50% del gravamen.