Ir a contenido

UNA VEINTENA DE DESPIDOS

Barberá anuncia el cese de actividad de la Televisión Municipal de Valencia

Trabajadores de RTVV ocupan la octava planta de la sede del ente público en protesta por el ERE

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado el cese de la actividad de la Televisión Municipal de Valencia (TMV), en marcha desde junio del 2007 y con una veintena de trabajadores, ante "la imposibilidad de poder dedicarle más recursos".

Según ha justificado la alcaldesa, Rita Barberá, en la rueda de prensa posterior a la reunión, esta decisión responde a las medidas de ajuste que lleva a cabo el Ayuntamiento para hacer frente a la situación de crisis actual.

"Lo siento mucho pero esta es la realidad que tenemos y nos obliga a tomar medidas", ha señalado Barberá, quien ha informado de que este ente público de gestión privada tenía un presupuesto que rondaba los 180.000 euros.

Barberá ha recalcado que actualmente el proyecto de la televisión municipal "no es viable" y ha recordado que desde hace cuatro años el Ayuntamiento lleva a cabo una política "muy responsable" de recortes. La rueda de prensa estaba siendo cubierta por un equipo de la TMV que se ha enterado de la noticia al mismo tiempo que el resto de periodistas presentes en la sala de alcaldía.

Indignación de los trabajadores

Trabajadores de la TMV han ocupado la octava planta del Centro de Producción de Burjassot --en concreto, el piso donde el director general, José López Jaraba, tiene su despacho-- para protestar por el expediente de regulación de empleo (ERE) que la entidad pública llevará a cabo en los próximo meses, según ha informado CCOO en un comunicado.

El sindicato ha relatado que, tras la asamblea de trabajadores, convocada por el comité de empresa, un grupo de 300 personas ha trasladado espontáneamente su "indignación y protesta" al director general de TMV y han ocupado pacíficamente la octava planta del Centro de Producción de Burjassot.

"Estos hechos reflejan perfectamente el sentimiento de indignación y de rechazo que existe entre los trabajadores por la decisión de la Generalitat de perpetrar el desmantelamiento de la Radiotelevisión pública de los valencianos y hacer que los trabajadores paguen la mala gestión", ha subrayado la organización sindical.