29 oct 2020

Ir a contenido

CUENTAS CATALANAS PARA EL 2012

Los presupuestos de la Generalitat introducen el cobro de un euro por receta médica y una tasa turística

El gasto no financiero de la Administración autonómica bajará apenas el 0,7%

AGUSTÍ SALA / Barcelona

La introducción de tasas en determinados servicios a la ciudadanía es la nota más destacada del proyecto de presupuestos de la Generalitat del 2012 que el conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, ha presentado este martes en el Parlament.

Las cuentas vuelven a estar marcadas por la austeridad con el propósito de cumplir con el objetivo de déficit del 1,3% del producto interior bruto (PIB) a finales del próximo año. El gasto de la Generalitat será prácticamente el mismo que en el 2011, pero crecerán los ingresos en 1.608,6 millones por la venta de patrimonio (888,2 millones) y por los nuevos gravámenes y cargas como el euro por receta (720,4 millones).

UN EURO POR MEDICAMENTO

En declaraciones a TV-3, el conseller ha especificado que el pago de un euro no será por receta, sino por medicamento recetado.  Mas-Colell también ha explicado que aunque en un principio el tíquet moderador se aplicará con carácter universal, la Generalitat “estudiará que determinadas personas queden al margen en función de sus rentas.

Además del tíquet moderador sanitario, con el que se espera ingresar 102 millones, el anteproyecto de ley presupuestaria prevé el aumento del tramo autonómico del impuesto que grava las ventas de carburantes con 2,4 céntimos por litro, con lo que alcanza un total de 4,8 céntimos. La ley también crea una tasa que gravará las estancias de los turistas en Catalunya y que oscilará entre uno y tres euros por noche según el tipo y categoría de los establecimientos.

Esta tasa será unipersonal y con ella se prevé recaudar 100 millones. En el caso de los hoteles de cinco estrellas y cruceros, será de tres euros por persona y noche; en los de cuatro estrellas, de dos euros; y de un euro en el resto de los establecimientos. Se fija un máximo de 10 noches a partir de las cuales ya no se gravarán las pernoctaciones.

Los presupuestos del sector público catalán para el 2012 ascienden a 37.024 millones de euros, de los que casi 2.000 millones se destinarán al pago de intereses financieros, un 35% más que el año anterior. El gasto social representará el 70% del total, y los departamentos que conservan la inversión son Benestar Social i Família, Justícia, Salut, Interior y Educació.

Intereses de la deuda

Los intereses son la tercera partida en la que más gastará la Generalitat: pagará este año 1.994 millones, frente a los 1.478 del año anterior, lo que supone un crecimiento del 35%. El gasto no financiero de la Generalitat apenas bajará el 0,7%, hasta el entorno de 24.000 millones de euros, frente al 10% del 2011.

Mas-Colell ha destacado que se cumplirá el objetivo de déficit del 1,3% del producto interior bruto (PIB), frente al casi 3% del 2011, y que 70 de cada 100 euros irán destinados a gasto social, según el anteproyecto aprobado por el Govern. El plan incorpora ahorros gracias a los recortes salariales a los empleados públicos y a la puesta en marcha de nuevas tasas y el aumento de otras.

Rebaja salarial a funcionarios

Los presupuestos del 2012, a diferencia de las cuentas del 2011, no incluyen recortes del gasto del 10%. A cambio, el proyecto presupuestario, como ya avanzó el president hace unas semanas, incorpora la rebaja salarial a los funcionarios de la Generalitat y la subida de impuestos. Los 1.000 millones que prevé ahorrar el Govern con esas medidas servirán para evitar ajustes en los servicios sociales