29 oct 2020

Ir a contenido

LAS FINANZAS DE LA GENERALITAT

Los funcionarios convocan para el 14 de diciembre una protesta contra los recortes

Los sindicatos empiezan a negociar con el Govern los ajustes laborales de los empleados públicos

Los representantes sindicales de los 230.000 funcionarios, empleados públicos y contratados laborales que tiene actualmente la Generalitat de Catalunya han convocado para el próximo 14 de diciembre una movilización para protestar contra los nuevos recortes de sus condiciones laborales que el miércoles les planteó la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y que incluyen despidos a interinos, rebaja de salarios, supresión de complementos y congelación de oposiciones.

La manifestación tendrá lugar de forma simultánea en las cuatro capitales catalanes. Los sindicatos mayoritarios de la función pública, CCOO, UGT e IAC, lo han acordado en una reunión que han mantenido en la sede de CCOO antes de acudir a la Conselleria de Governació para participar en la negociación de los recortes anunciados por el Govern.

Ésta será la primera movilización de los trabajadores públicos tras los recortes anunciados por Governació. "Tenemos el ánimos de ir a las movilizaciones porque es la única manera de minimizar la propuesta de la Administración", ha señalado el delegado de IAC, Ricardo Rodilla.

Exigen datos concretos

Los delegados sindicales han pactado igualmente la posición con la que afrontarán el diálogo con el Ejecutivo de Artur Mas. Concretamente han acordado exigir al Govern que aporte más cifras y datos concretos sobre las 19 medidas --once estructurales y ocho temporales-- incluidas en el nuevo paquete de ajustes para poder evaluar así su impacto real en el conjunto de los trabajadores públicos. Sin estos datos, argumentan los sindicatos, es "imposible" negocia.

Los recortes han causado auténtica indignación entre el colectivo de empleados públicos, que no han dudado en calificar la propuesta de Ortega de "declaración de guerra" y la han tachado incluso de ilegal. Los sindicatos reprochan a la Generalitat  que presentara un listado de medidas sn cuantificar el número de personas que podrían resultar afectadas ni los recursos que se podrán ahorrar con dichos recortes. Fuentes gubernamentales han apuntado que el objetivo es ahorrar unos 600 millones de euros.

Ortega pide "un esfuerzo"

La vicepresidenta ha asegurado que el Govern está dispuesto a negociar la propuesta pero ha pedido a los sindicatos un "esfuerzo" para llegar a un acuerdo sobre los ajustes en la función pública, con el fin de "preservar al máximo posible los puestos de trabajo". Pese al rechazo sindical a este paquete de medidas propuestas por el Govern, Ortega se ha mostrado esperanzada en que finalmente será posible el consenso: "Yo auguro que haremos un buen trabajo en estos días, que nos permitirá llegar a buenos acuerdos".

Ortega ha querido tranquilizar a los sindicatos y ha insistido que el Govern se sienta a la mesa con "voluntad de escuchar, discutir y construir juntos"."Tenemos días por delante para seguir trabajando. El Govern está en la mesa de negociación, no se levanta nunca de una mesa. Los sindicatos también han hecho hoy un esfuerzo y han trabajado en esta línea", ha destacado.