05 jun 2020

Ir a contenido

Zapatero deja el futuro del Valle de los Caídos al PP

El Gobierno va a presentar el informe de los expertos antes del traspaso de poderes

La pretensión de Rajoy es reabrir el recinto del mausoleo a las visitas turísticas

PATRICIA MARTÍN
MADRID

El futuro del Valle de los Caídos, que alberga la tumba de Franco y miles de muertos de ambos bandos de la guerra civil, es uno de los temas controvertidos a los que Mariano Rajoy tendrá que enfrentarse tarde o temprano. Y no es que el líder del PP coloque el mausoleo entre sus prioridades, sino que el Gobierno dejará sobre su mesa el fallo de una comisión de expertos e historiadores que en los últimos meses ha estudiado cómo transformar el monumento, de forme que honre a las víctimas de la guerra y la dictadura y deje de exaltar el franquismo, tal como exige la ley de memoria histórica. Su veredicto verá la luz antes del traspaso de poderes, según fuentes gubernamentales, pero será Rajoy el que tendrá que decidir qué hace con una herencia que levanta tantas ampollas. De entrada, la voluntad del PP, según reveló EL PERIÓDICO, es abrir el mausoleo a las visitas turísticas.

El Gobierno socialista ha preferido por el contrario que sean los especialistas los que reinventen el monumento, aunque se alargase el proceso, antes de imponer una propuesta unilateral que encendiera los ánimos de los sectores más conservadores. Por eso, eligió a 12 profesionales teniendo en cuenta las preferencias de los grupos parlamentarios (por ejemplo, el codirector de la comisión es José González-Trevijano, rector de la Universidad Rey Juan Carlos y miembro de la Junta Electoral Central a propuesta del PP) y les dio un plazo de cinco meses para emitir su veredicto.

Ese periodo expiró en octubre, pero los historiadores pidieron un aplazamiento después de que este diario revelase que barajaban exhumar y trasladar a Franco puesto que los forenses han determinado que es prácticamente imposible trasladar los restos de los miles de republicanos (se calcula que 22.000) que yacen junto a su principal verdugo.

FALLO NO VINCULANTE / La comisión no pretendía, además, que sus propuestas sobre el mayor icono de la dictadura fueran usadas como arma arrojadiza en campaña. Pero una vez celebrados los comicios, la voluntad del Gobierno saliente es dar a conocer el documento, que puede incluir definitivamente la recomendación de trasladar a Franco para convertir el recinto en un museo que invite a la reconciliación, antes de que Rajoy tome posesión. El ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui -encargado de la ley de memoria histórica- siempre ha mantenido que, aunque el fallo no es vinculante, debe ser tenido en cuenta por el carácter plural de la comisión y la solvencia de sus miembros, que representan instituciones como las reales academias de Ciencias Morales y de la Historia.

Sin embargo, de entrada el PP quiere reabrir el Valle de los Caídos a las visitas turísticas, según fuentes conservadoras, que sostienen que Rajoy no derogará la ley de memoria histórica que tanto criticó pero solo aplicará los nueve artículos que el PP apoyó. Entre ellos, el que impide que en el mausoleo se celebren actos de exaltación al franquismo. Esta prohibición no está reñida, sostienen las mismas fuentes, con reabrir un recinto que recibía en torno a medio millón de visitas al año.