el debate televisivo

Rubalcaba se muestra incisivo y Rajoy aguanta

El candidato del PP niega que vaya a bajar las prestaciones por desempleo

Durante el segundo bloque del debate, los candidatos han discutido sobre las políticas sociales, sanidad y educación. El cara a cara, ha concluido con una llamada de los candidatos a la ciudadanía.

3
Se lee en minutos
FIDEL MASREAL / Barcelona

Elcara a cara entre los candidatos del PSOE y el PP en las elecciones del 20-N, Alfredo PérezRubalcabay MarianoRajoy, se ha centrado en su pugna respecto a las medidas para salir de la crisis y en la gestión del actual Gobierno.

En un debate intenso de más de cien minutos de duración,Rubalcabaha propuesto un plan basado en retrasar dos años los plazos de ajustes del gasto dictados por la UE, una reducción de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, unPlan Marshalleuropeo de inversiones y transformar el ICO en un instituto financiero. En este sentido también ha planteado un impuesto a las entidades financieras y a las grandes fortunas.

PeroRubalcabatambién ha centrado su intervención en atacar aRajoy: "Le pido que diga rotundamente si va a cambiar el sistema de prestación por desempleo". Y en este mismo sentido le reclamó: "¿Qué reforma laboral tiene en la cabeza, va usted a sacar a las pequeñas y medianas empresas de la negociación colectiva, si o no?"

Insidias y mentiras

Rajoy ha replicado: "Usted miente, esto es una insidia. No esperaba que fuera tan burda. No voy a modificar el seguro por desempleo. Son ustedes los que lo han modificado. Ya tuvieron una huelga general en el 92 y ahora han hecho una reforma laboral que nadie se la votó y que creó mucho más desempleo".

"Son maestros en decir una cosa y hacer la contraria", ha añadido el líder del PP, mientras que Rubalcaba insistió en que las medidas del programa electoral de los populares consiste en "darle el gusto a la CEOE que está pidiendo que se saque a las PIMES de la negociación colectiva".

Rajoy calificó de "osadía" las críticas del candidato socialista cuando "ha sido vicepresidente de un Gobierno que ha dado lugar a que más de tres millones de personas hayan perdido su empleo".

Medidas del PP

Las medidas del candidato del PP en cuanto a la creación de empleo se han centrado en "un plan para controlar el gasto público. Nos jugamos nuestra financiación y el precio de la financianción. Si las administraciones son austeras el crédito podrá fluir". También se ha comprometido a desarrollar la reciente reforma constitucional sobre la estabilidad presupuestaria "para fijar el techo de gasto y endeudamiento a todas las administraciones para que no gasten lo que tienen y se aprieten el cinturón. Y fijar responsabilidades de los gestores que toman decisiones de gasto sin tener respaldo presupuestario".

Rubalcaba insistió en su convencimiento de que Rajoy "va a recortar prestaciones por desempleo, sacara las pimes [de la negociación colectiva] y creo que subirá el iva. Que nos lo aclare". "Yo no soy como usted y lo que no llevo en mi programa no lo hago", replicó Rajoy.

Derechos sociales

Respecto a las políticas sociales, el candidato socialista acusó a Rajoy de plantear privatizaciones en la sanidad y la escuela pública y, de forma oculta, de cuestionar las pensiones: "Si va mal van a cambiar las condiciones de jubilación y probablemente las pensiones". Rubalcaba acusó a Rajoy de "ambigüedad calculada", al respecto.

Rajoy ha negado estas acusaciones: "Para mi las pensiones son un compromiso irrenunciable y me parece un acto de justicia. Por primera vez en la historia ha congelado las pensiones, yo no voy a congelar las pensiones, voy a cumplir la ye que aprobamos en el 98 con el apoyo de toda la Cámara". El candidato del PP ha añadido: "La mejor política social es crear empleo". Y ha denunciado que con el Gobierno socialista han crecido las desigualdades entre los españoles.

Acusaciones cruzadas

Noticias relacionadas

El debate ha tenido momentos de interrupciones entre ambos, en la que se han acusado mutuamente de no decir la verdad. También ha habido momentos para el acuerdo, como el compromiso de Rubalcaba y Rajoy, tanto si gobiernan como ejercen de líder de la oposición, de mantener la unidad política en la lucha contra el terrorismo. La necesidad de conciliar vida familiar y laboral también ha merecido puntos de vista comunes entre ambos candidatos.

La anécdota del debate, que en dos ocasiones Rajoy ha confundido a Rubalcaba con Rodriguez Zapatero al dirigirse a él.