La lucha contra la crisis

«El nuevo Gobierno deberá ser valiente y fuerte, pero dialogante»

Se lee en minutos

E. H.
BARCELONA

-Ante la dureza de algunas de las medidas a tomar en breve, ¿teme que haya conflictos sociales?

-Espero que no. La sociedad es consciente de lo que pasa, pero eso también depende del estilo de gobierno. Hay que decir la verdad y ser realista, actuar con mucha responsabilidad, rigor y seriedad. El futuro Gobierno debe ser valiente. Prudente, pero valiente. España necesita un Gobierno fuerte, muy apoyado por la sociedad, que busque complicidades con otros partidos -sea cual sea el resultado electoral-, con empresarios, con sindicatos y con todos los españoles. Si gobierno hablaré con todos y escucharé a todos, porque la firmeza en la defensa de los intereses generales es compatible con el diálogo.

-Como ministro le tocó gestionar el pacto del Majestic, y tras lograr la mayoría absoluta declaró a este diario: «Sería un error que ahora machacáramos a CiU.» ¿Ofrecerá a CiU entrar en el Gobierno, como hizo entonces Aznar?

-Ahora eso no está encima de la mesa, pero sí me gustaría contar con la colaboración, sobre todo en la economía, de todos los que quisieran construir y trabajar lealmente para sacarnos de esta situación tan complicada. Serán años difíciles y determinantes. El nuevo Gobierno necesitará complicidades, porque es muy difícil hacer las cosas en solitario.

-CiU condiciona cualquier colaboración en Madrid a que Catalunya tenga una financiación similar al concierto vasco. ¿El pacto fiscal entra en sus planes?

-A mí nadie me ha pedido nada, ni he visto ningún papel. En la vida hay que fijar prioridades, y la prioridad hoy es crecer, crear empleo y, por tanto, también aumentar los ingresos de las administraciones. La Generalitat ya recibe el 50% del IRPF y el IVA y el 58% de los impuestos especiales, aparte de los tributos propios. Lo que hay que hacer es crear empleo y crecer económicamente, porque entonces se ingresarán más impuestos y la Generalitat recaudará más. Y, oiga, ya veremos luego qué nos depara el futuro.

-El otro escollo para el acuerdo con CiU es el rechazo del PP a la inmersión lingüística. Rechazo relativamente reciente, porque cuando gobernaba no lo manifestó...

-Mi posición es conocida: yo creo en la libertad. Tengo dos hijos y me gusta decidir la educación que quiero para ellos. Y, francamente, creo que tengo derecho. A mí, en materia educativa siempre me encontrará en la defensa de la libertad de los padres.

-En el 2003 el PP excluyó el corredor mediterráneo de la red básica de conexiones ferroviarias europeas. Ahora que Bruselas lo ha incluido, ¿le dará prioridad o invertirá en todos los corredores por igual?

-Es un corredor muy importante, pero hay otros que también lo son. Habrá que ver cómo está la economía y qué puede aportar la UE. Lo cierto es que en el tema de mercancías deberemos hacer un esfuerzo.

-¿Pero su prioridad será el eje mediterráneo, el atlántico o el central?

-Habrá que hablarlo entre todos.

-¿Resucitará el trasvase del Ebro?

--No figurará en nuestro programa.

-¿Energía nuclear sí o no?

-Sí.

-¿Revocará el cierre de Garoña?

-Si el informe del Consejo de Seguridad Nuclear es favorable, en efecto, Garoña no se cerrará.

-Para acabar, un pregunta de índole personal. Del 9 al 10 de marzo del 2008, tras su segunda derrota electoral, algunos en su partido y aledaños le dieron por muerto, políticamente hablando, y procuraron que ese pronóstico se cumpliera. Ahora, a un paso de superar tal vez la mayoría absoluta de Aznar, ¿qué recuerdo conserva de aquellos días?

-En la vida hay que hacer un esfuerzo para actuar con el mayor equilibrio posible. Yo creo tener un equilibrio personal. A lo mejor no está bien que yo lo diga, pero, sinceramente, creo tenerlo. Y soy persona de mirar hacia el futuro, tengo la fortuna de no acordarme de lo malo. Por eso cuento con cuantos quieran trabajar lealmente en este proyecto, y al hacer las listas electorales creo haberlo demostrado.

Te puede interesar

-¿Se compromete a no estar más de dos legislaturas, como Aznar?

-La verdad, no me lo he planteado. Mi objetivo ahora es ganar las próximas elecciones. En fin, ¡estoy yo ahora para pensar en eso!