Ir a contenido

ACUERDO ENTRE CIU Y PP

Los populares Alberto Fernández Díaz y Josep Llobet serán los vicepresidentes primero y tercero de la Diputación de Barcelona

Los nacionalistas tendrán la presidencia, que ocupará Salvador Esteve, y las vicepresidencias segunda y cuarta

EUROPA PRESS / Barcelona

El líder del PP en el ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, y el diputado popular Josep Llobet ocuparán la primera y la tercera vicepresidencia de la Diputación de Barcelona, respectivamente, según han confirmado fuentes del partido. Fernández Díaz será el vicepresidente primero, de Promoción Económica, y Llobet será el tercero, ocupándose de Territorio y Sostenibilidad.

El alcalde de Martorell y presidente de la Associació Catalana de Municipis (ACM), Salvador Esteve (CiU), se convertirá en el presidente, gracias el acuerdo con el PP para que éstos asuman dos vicepresidencias. Las decisiones estratégicas de la institución supramunicipal pasarán por el presidente, que será Salvador Esteve, y el vicepresidente primero.

En la Diputación de Barcelona las elecciones municipales han dado 20 diputados a CiU, 19 al PSC y 6 al PP, unos resultados que permiten desbancar al PSC, después de 32 años de presidencia, gracias al acuerdo entre los nacionalistas y los populares.

De 13 a 5 áreas de gobierno

La segunda y la cuarta vicepresidencia serán para CiU --la de Cultura y Coneixement y la de Política Social--, y entre los candidatos a dirigirlas están la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa (CDC); el diputado en el Parlament y líder de CiU en Terrassa, Josep Rull (CDC) y el alcalde de Igualada, Marc Castells (CDC).

El pleno en el que se elegirá como presidente a Salvador Esteve tendrá lugar en torno al 15 de julio, dos semanas después de la constitución del ayuntamiento de Barcelona. En esta nueva etapa, la Diputación de Barcelona reducirá de 13 a 5 las áreas ejecutivas de gobierno, una simplificación administrativa que ha sido esencial para que el pacto de gobernabilidad entre CiU y el PP haya sido posible.

Los populares han querido aplicar su voluntad de simplificar la administración del organismo para ganar eficacia, agilidad y austeridad, tras acusar a los socialistas de haber dejado una herencia "muy sobredimensionada".

0 Comentarios
cargando