ACUERDO DE LA ASAMBLEA

Los indignados de Sol centran sus reivindicaciones mínimas en la mejora del sistema político

Quieren que se luche contra la corrupción y que se mejoren la transparencia y la participación ciudadana

Estado de la acampada de Sol, este jueves.

Estado de la acampada de Sol, este jueves. / ANDREA COMAS (REUTERS)

Se lee en minutos

ALBA G. LAGUNA / Madrid

Losacampados de la Puerta del Sol han alcanzado por fin un acuerdo de mínimos. Los cuatro puntos aprobados en laasamblea general de ayer por la tarde centran las líneas de debate en la consecución de una reforma electoral que permita “una democracia más representativa y de proporcionalidad real” y el desarrollo de “mecanismos efectivos de participación ciudadana”. También exigen que seluche contra la corrupción y que se apruebennormas para “una total transparencia política”, laseparación efectiva de los poderes públicos y “lacreación de mecanismos de control ciudadano para la exigencia efectiva deresponsabilidad política”.

“Creemos que estos cuatro puntos aúnan bastante bien el sentir de toda la gente que ha pasado por Sol”, ha explicado Lucía, una de las portavoces del movimiento, que ha recalcado que se trata de “un avance muy importante”, pero no un punto final. Estos temas volverán a ser tratados en la asamblea de mañana y están llamados a ser “un punto de partida” para las asambleas de barrio, el mecanismo mediante el cual los indignados quieren articular sus propuestas y extenderlas a toda la sociedad.

Noticias relacionadas

La aprobación de estos puntos básicos llega después del malestar que se había extendido por las redes sociales a raíz de la dispersión del movimiento. Con la etiqueta#acuerdodeminimos, muchos usuarios de Twitter reclamaban ayer que se centrasen las exigencias en los motivos que sacaron a la gente a la calle la semana pasada.

Sin embargo, la aprobación de estos puntos básicos no obstaculizará el funcionamiento del resto de los grupos de trabajo. “El resto de demandas se siguen debatiendo, pero queríamos plasmar unos mínimos. Tenemos un largo proceso por delante”, asegura Lucía.