municipales catalunya

CiU ignorará la reapertura de la causa contra Albiol por xenofobia

El alcaldable del PP y su partido dan por hecho que el proceso judicial no acabará en condena

La federación no descarta que PSC e ICV acaben haciendo alcalde de Badalona al nacionalista Falcó

Dos inmigrantes pasan junto a un autobús con una pancarta de campaña de Albiol en el barrio de la Salut de Badalona, el pasado 18 de mayo.

Dos inmigrantes pasan junto a un autobús con una pancarta de campaña de Albiol en el barrio de la Salut de Badalona, el pasado 18 de mayo. / JULIO CARBÓ

Se lee en minutos

TONI SUST / J. G. ALBALAT
BARCELONA

El terremoto político que ha suscitado la victoria de Xavier García Albiol en Badalona prosiguió ayer con una réplica judicial de consideración. La Audiencia de Barcelona ordenó al Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona que rectifique y admita a trámite la querella presentada por SOS Racisme y la Federació d'Associacions Gitanes de Catalunya contra el alcaldable del PPC en la tercera ciudad de Catalunya por asegurar que los gitanos rumanos que residen en la localidad llegaron con el único propósito de delinquir. La denuncia se refiere a unos trípticos que vinculaban a los gitanos con la delincuencia y que fueron repartidos por el PPC, así como a declaraciones de Albiol en el mismo sentido a medios de comunicación.

En marzo, la titular del juzgado de Badalona decidió archivar la causa, basándose en una sentencia de una sala de la Audiencia de Barcelona que absolvió al propietario de la librería pronazi Europa, Pedro Varela, que se fundamentó en que para existir condena la provocación al odio racial tiene que ser directa y no una mera exposición de ideas. Sin embargo, otro tribunal de la Audiencia revoca ahora la decisión por considerar que Albiol atentó contra la fama y el honor del colectivo de los gitanos rumanos.

REACCIONES/ La decisión judicial no alteró excesivamente a los partidos políticos. El PP da por hecho que el proceso no acabará en condena de su alcaldable. Y CiU, de quien depende, aunque sea por omisión, decidir si Albiol se convierte en alcalde, no apreció ayer ningún cambio por la reactivación de la causa contra el concejal. Fuentes de la dirección nacionalista subrayaron que el asunto de la querella estuvo vivo durante la campaña y que no les llevará a alterar su posición, aunque en realidad esta aún está por definirse.

En cuanto a Albiol, se limitó a declarar a este diario que la orden de la Audiencia de Barcelona se basa en una cuestión de procedimiento y se mostró irónico al comentar el hecho de que el texto se conozca dos días después de las elecciones municipales que le dieron la victoria en Badalona: «Supongo que es casualidad que se firmara y se repartiera el auto ayer. Es una actuación propia de cuando se detiene a alguien».

Quien tiene la patata caliente, sin duda, es Convergència. El partido tiene varias opciones, casi ninguna agradable, para zanjar la composición del gobierno municipal. Según su jefe de filas, Ferran Falcó, solo una cosa está clara: CiU no estará en ningún gobierno y se quedará en la oposición. Salvo, eso sí, que el propio Falcó, con solo cuatro concejales, acabara siendo el alcalde. Esta posibilidad, que ha sido defendida por diversas entidades badalonesas en las redes sociales en las últimas horas, pasaría por que el PSC e ICV le votaran, lo cual se antoja complicado. Falcó precisó que esa es una decisión que deben tomar socialistas y ecosocialistas.

NACIONALISTAS EN LA OPOSICIÓN / Entre las opciones más convencionales, a CiU le quedan dos opciones. Una es votar al candidato del PSC y alcalde en funciones, Jordi Serra. Siempre sin entrar en su gobierno, porque los nacionalistas insisten en que en los últimos cuatro años han arrimado el hombro para ver después como el electorado les ignoraba. Consideran que le hicieron un favor al PSC sin ningún rédito a cambio. La segunda opción sería, sencillamente, no votar a Serra, abstenerse o votar a su candidato, Falcó, lo que convertiría automáticamente a Albiol en alcalde. Aunque Serra, con el apoyo de ICV, sumaría 12 concejales, uno más que el PP, no alcanzaría la mayoría absoluta, por lo que el candidato popular sería elegido regidor en segunda instancia. La federación sostiene que en ningún caso dará su voto a Albiol.

Noticias relacionadas

Plataforma per Catalunya y Albiol han suscitado reacciones ligeramente distintas en la órbita de CiU. Josep Antoni Duran Lleida excluyó el lunes los pactos con el partido de Anglada. No habló de Albiol. Ayer, el portavoz del Govern, Francesc Homs, rechazó pactar con cualquier partido que «flirtee» con la xenofobia. No quiso entrar en el caso de Badalona y se remitió a la libertad de actuación de la dirección local. También ayer, el director general de Inmigració de la Generalitat, Xavier Bosch, cargó contra PxC. El matiz es que comparó a ese partido con Albiol (en declaraciones a RAC-1, no quiso pronunciarse sobre si CiU debe permitir que este sea alcalde). Por último, el secretario general de Cultura, Xavier Solà, exteniente de alcalde de Vic, afirmó el domingo en declaraciones aEl 9 Nouque quizá habría que pensar en pactar con Anglada para «curar la enfermedad».

LOS PRESUPUESTOS DEL GOVERN/ CiU pretende desvincular la negociación de los pactos municipales de la aprobación de los presupuestos de la Generalitat, aunque el PP reconoce que van ligadas. Los nacionalistas dan por hecho que por «responsablidad» algún grupo facilitará la aprobación. Calculan que los socialistas se acabarán absteniendo y que podrán lograr un sí del PP o de ERC.