ANÁLISIS

Hereu, arrastrado por la corriente

1
Se lee en minutos
Carles Pastor
Carles Pastor

Periodista

ver +

Se cumplieron los pronósticos y el nacionalistaXavier Trias ha ganado las elecciones municipales en Barcelona. Pero hay que reconocer que el alcalde saliente, el socialistaJordi Hereu, ha aguantado el tipo. En la última semana, los dirigentes socialistas descartaban una debacle, porque su candidato estaba remontando. No ha sido suficiente. Tras la derrota sufrida por el PSC en las autonómicas de finales del pasado año, la corriente arrastraba aHereusin remedio. No así, sin embargo, a otros alcaldes socialistas. Y CiU ha logrado un objetivo histórico: ganar en la capital de Catalunya, lo que fortalece al Gobierno deArtur Mas.

Noticias relacionadas

Trias, posiblemente, gobernará la ciudad en minoría, con al apoyo externo del PP, al menos hasta que se celebren las elecciones legislativas y puedan normalizarse las relaciones entre CiU y un futuro Gobierno deMariano Rajoy.Si a algo le tienen terror los nacionalistas catalanes es a que se les asocie a los populares, pues atribuyen a la colaboración conJosé María Aznarla pérdida de la Generalitat en las elecciones del 2003. Los populares, por mucho que su líder en Catalunya,Alicia Sánchez Camacho,gesticule con anuncios de exigencias para dar su apoyo a CiU en el Parlament y, a partir de ahora, en el Ayuntamiento de Barcelona, tienen muy claro su papel: establecer buenas relaciones conMaspara garantizar la investidura deRajoysi ello fuera necesario.

A tres días de la jornada electoral, dirigentes del PSC aseguraban que no se plantearían su política de alianzas hasta conocer los resultados. No negaban ninguna otra posibilidad: ni siquiera lasociovergencia, pero la tentación de dejar queTriasse queme por su dependencia del PP era muy fuerte.