13 ago 2020

Ir a contenido

VOTACIÓN EN EL PARLAMENTO

El Congreso rechaza la moción de CiU para reclamar los 1.450 millones para este año del fondo de competitividad

La iniciativa parlamentaria ha sido rechazada con 168 votos en contra, 161 a favor y 10 abstenciones

Los diputados del PSC han votado en contra, junto a los del PSOE y UPiD, mientras el PNV, UPN y CC se han abstenido y CiU, ERC, ICV y PP han votado a favor

El congreso ha rechazado la moción presentada por CiU para reclamar los 1.450 millones de euros por el fondo de competitividad. La moción ha sido rechazada con 168 votos en contra, 161 a favor y 10 abstenciones.

Los diputados del PSC han votado en contra junto a los del PSOE y UPiD. El PNV, UPN y CC se han abstenido mientras que CiU, ERC, ICV y PP han votado a favor.

En defensa de la moción ha intervenido el portavoz de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien ha pedido que el Gobierno pague a Catalunya el fondo de competitividad del 2011, que estima en 1.450 millones de euros, para que ésta pueda atender todos sus compromisos. Ha hecho un llamamiento a los diputados de la Cámara, especialmente a los del PSC, para que apoyasen la moción en "defensa de los intereses de Catalunya" y ha advertido a los socialistas catalanes de que tendrán dificultades para justificar su posición en la comunidad autónoma por hacer "piña" con el PSOE y "un flaco favor a Catalunya".

El PSC apuesta por el diálogo bilateral

El portavoz de CiU ha rechazado la propuesta del PSC para que esta cuestión la debatan bilateralmente el Estado y la Generalitat porque el resultado de esas negociaciones ha sido "nulo" hasta el momento. "Parece usted Mourinho con tantos por qué", ha dicho la diputada del PSC Montserrat Colldeforns, dirigiéndose al portavoz de CiU que le instaba a explicar el sentido de su voto.

Colldeforns ha apostado por el diálogo bilateral para "abrir una puerta y ayudar a Catalunya a salir adelante", en lugar de "practicar el cinismo electoral, provocar el espectáculo y, al final, retrasar los resultados", además de "abonar el camino al PP".

Alianza de las derechas

Tras el debate, el portavoz del PSC, Daniel Fernández, ha aventurado que CiU y el PP están preparando una nueva alianza política de derechas: "parece como si estuvieran redecorando una habitación del Majestic para volver a convivir juntos".

En apoyo a la moción, la portavoz del PP, Fátima Báñez, ha instado al Ejecutivo a no poner en riesgo la financiación de servicios públicos fundamentales, como la sanidad o la educación, ha explicado que su partido pedirá que se transfieran a todas las comunidades los fondos adicionales del modelo de financiación y ha lamentado que el asunto tenga que acabar en los tribunales. Ha reprochado también al PSC su cambio de actitud y ha pedido a todos los socialistas que "no hagan más daño a la economía nacional y a la economía catalana".

Lealtad a Catalunya

Joan Ridao, portavoz de ERC, ha opinado que el medio punto de producto interior bruto (PIB) que se ahorra escatimando a las autonomías el fondo de competitividad le permitirá al Gobierno alcanzar su objetivo de estabilidad presupuestaria este año. Al margen de la legalidad, Ridao ha asegurado que la actitud del Gobierno "no es leal con Catalunya", porque "unos años paga y otros no, hace lo que le conviene en cada momento y cambia las reglas de juego en cada partido".

Tras criticar al PSC, ha acusado al Gobierno de "asfixiar" a Catalunya y favorecer que el Ejecutivo catalán siga "recortando y desmantelando los servicios del Estado del bienestar". Nuria Buenaventura, de ICV, ha respaldado la moción de CiU por considerarla "justa", pero ha subrayado que "eso no es excusa para la política de recortes en servicios básicos" en Catalunya. El BNG también ha votado a favor de la propuesta de CiU porque Galicia también reclama el anticipo del Fondo de cooperación del 2011 y al entender que "no es de recibo" que el Gobierno exija a las comunidades el respeto estricto al déficit y no sea corresponsable, según ha explicado su portavoz, Francisco Jorquera.

Abstención del PNV

El portavoz del PNV, Pedro Azpiazu, ha justificado la abstención de su grupo por "coherencia y responsabilidad", porque siempre elige esa opción cuando se votan iniciativas relativas a asuntos tributarios o del modelo de financiación que no afectan ni al País Vasco ni a Navarra. La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha tachado de "espectáculo lamentable" el debate y, tras considerar legítima la petición de CiU como partido nacionalista, ha cargado las tintas contra el PP, que, a su juicio, "está buscando cariño" ante la posibilidad de ganar las elecciones y necesitar apoyos.