ESTRATEGIA ELECTORAL

El Govern pospone hasta después del 22-M las medidas que más desgaste le ocasionan

El tijeretazo sanitario se aplaza con la excusa de que es necesaria la negociación con los sindicatos

Se lee en minutos

NEUS TOMÀS / Barcelona

ElGovernde laGeneralitatha decidido, a menos de un mes de laselecciones municipales, congelar algunas de las decisiones que más desgaste pueden ocasionarle a los miembros del Consell Executiu y, por extensión, a los 911 candidatos a alcalde que CiU presenta al22-M. Cuatro muestras de ese cambio de rumbo fueron más que evidentes ayer.

Primero: eltijeretazo en elsector hospitalario --el que más protestas ha desencadenado en la calle desde que fue anunciado por Ruiz-- no será concretado hoy, como inicialmente estaba previsto, con la excusa de que la necesaria negociación con los sindicatos requiere más tiempo.

Segundo: la Generalitat dio instrucciones ayer para que se suspendieran cuatro comparecencias de miembros del Govern en la Cámara catalana, Boi Ruiz (Salut), Joana Ortega (Vicepresidència), Francesc Xavier Mena (Empresa i Ocupació) y Germà Gordó (secretario del Govern). Con ello se intenta evitar que la oposición aproveche la ocasión para erosionar la imagen del Govern.

Tercero: la anunciadarebaja del impuesto de sucesiones, con toda la polémica que ello arrastra, no será votada en el Parlament hasta después de las elecciones municipales, a pesar de que inicialmente tenía previsto lo contrario.

Te puede interesar

Cuarto: el Govern no mostrará a la oposición tampoco hasta después del 22-M las cifras reales del presupuesto que está redactando elconsellerAndreu Mas-Colell con el argumento de que aún no sabe con certeza con qué ingresos cuenta. Hoy se celebra en Madrid la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera en la que la Generalitat reclamará, una vez más, el pago este mismo año de las deudas pendientes del fondo de competitividad o, en caso contrario, la búsqueda de una fórmula que permita a Catalunya cumplir con los objetivos de déficit en tres años y no en uno como exige el Gobierno central. La respuesta del Ministerio de Economía a esas demandas es sobradamente conocida. No en los dos casos. Ayer, el Govern dio a entender que hasta después del 22-M no es posible sacar conclusiones claras porque, pasada esa fecha, puede que otras autonomías se sumen a las demandas que hoy formula Catalunya.

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico