MAYORÍA DE PAQUISTANÍS

Siete detenidos en Catalunya por falsificar documentos para Al Qaeda

El grupo enviaba pasaportes trucados a las guerrillas de Tailandia y Cachemira

La policía considera que es "un importante revés" para la organización terrorista

Los detenidos se dedicaban a elaborar documentos falsificados que más tarde serían utilizados por células yihadistas con fines terroristas. / ATLAS

3
Se lee en minutos
EFE / Madrid

La operación policial desarrollada la pasada noche en Catalunya contra el terrorismo islamista, en la que han sido detenidas nueve personas aunque dos de ellas eran solo compañeros de piso, ha permitido desarticular una red que falsificaba documentos para terroristas vinculados a Al Qaeda.

La célula desmantelada compraba documentos robados, principalmente pasaportes, en Barcelona a turistas que cumplían con los requisitos de edad o nacionalidad marcados por el llamado Frente Islámico Mundial, según informa el Ministerio del Interior. Posteriormente, remitían los documentos robados a Tailandia, donde se falsificaban para ser entregados después a grupos terroristas relacionados con Al Qaeda, como Laskar e Taiba (LeT) o Los Tigres para la Liberación de la Tierra Tamil (LTTE).

El LeT (Ejército de la Pureza) es una de las mayores organizaciones terroristas que luchan por la independencia o anexión a Pakistán de toda la región de Cachemira, actualmente dividida en Azad Cachemira al norte, controlada por Pakistán, y Jammu Cachemira al sur, bajo jurisdicción india. A este grupo se atribuyen los atentados de Bombay (India) que, en noviembre del 2008, causaron la muerte a 106 personas y heridas a 300 tras varias explosiones y tiroteos en diversos puntos de la ciudad.

Además de los nueve detenidos en Catalunya también han sido arrestadas otras tres personas (dos paquistanís y un tailandés) en Tailandia que dirigían desde Bangkok la estructura asentada en España y en otros países europeos, según informa en una nota el Ministerio del Interior. La operación Kampai, que ha sido llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional y los servicios policiales tailandeses, ha estado coordinada por el Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional, del que es titular Fernando Grande-Marlaska.

Un nigeriano y un tailandés

En concreto, en Catalunya han sido detenidos los paquistaníes Junaid Humayun, Atiqur Rehman, Jabran Asghar, Malik Iftikhar Ahmad, Mohammad Saddique Khan Begum y Tanveer Arshad, además del nigeriano Babatunde Agunbiade y dos personas más. Los arrestados en Tailandia son los también paquistanís Muhammad Athar Butt y Zeeshan Ehsan Butt, y el tailandés Sirikanlaya Kijbumrung.

Además de las detenciones, la Policía ha realizado registros en los domicilios de los arrestados en los que se ha incautado de diversa documentación entre la que figuran envíos de pasaportes a Tailandia, nueve documentos ya preparados para su remisión a este país, otro más falsificado, un ordenador, discos duros y tarjetas de mejoría. También se han intervenido 50 teléfonos móviles y tarjetas SIM para los mismos, diversa cantidad de dinero en euros, dólares y libras, y carpetas, libretas y escritos con anotaciones relacionadas con la investigación.

Según el Ministerio del Interior, toda la estructura internacional del grupo desmantelado estaba liderada por uno de los paquistanís detenidos en Tailandia, que dirigía las células asentadas en Europa, marcaba las características de los pasaportes que debían robar y, una vez que los recibía en Bangkok, se los suministraba a diferentes grupos terroristas. Con los arrestados la pasada madrugada en Catalunya, son al menos 12 las personas que han sido detenidas en España en 2010 por su presunta relación con el terrorismo islamista.

Revés para la organización terrorista

Noticias relacionadas

Los agentes antiterroristas de la Comisaría General de Información de la Policía consideran que la operación en la que ayer fue desarticulada una red que falsificaba documentos para terroristas vinculados a Al Qaeda es "un importante revés" para esta organización.

Así lo han informado a Efe fuentes de la Dirección General de la Policía, que han asegurado que la operación supone "un significativo obstáculo para la logística de Al Qaeda y un importante revés para su aparato de falsificación".