Ir a contenido

INTERVENCIÓN DE LA LUCHADORA POR LOS DERECHOS HUMANOS

Haidar viaja a El Aaiún para dar relevancia a la versión saharaui

La activista pasó el control del aeropuerto pese a escribir Sáhara en el apartado de país

La intelectual quiere visitar a los detenidos y heridos en el asalto al campamento

PILAR SANTOS / MADRID
AGENCIAS / LAS PALMAS

Aminatu Haidar volvió a ponerse ayer al frente de la causa saharaui, que, tras las graves acusaciones hechas a Marruecos por el asalto al campamento y la falta de pruebas de esos delitos, teme que la polémica por la actuación de Rabat se le pueda volver en contra. La activista voló ayer de Las Palmas de Gran Canaria a El Aaiún sin problemas. La policía le dejó entrar y Haidar (escoltada, como desgraciadamente es habitual, por varios coches con agentes) llegó a la ciudad, que encontró «desolada» y «completamente vacía», según dijo la abogada Inés Miranda.

La activista, distinguida internacionalmente con varios premios, entre ellos el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, logró colocar el conflicto saharaui en las portadas de la prensa española justo hace un año, cuando estuvo 32 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, después de que las autoridades marroquís la expulsaran de El Aaiún por negarse a poner su nacionalidad como marroquí en la ficha del control policial, algo que ella ya había hecho en otras ocasiones. De hecho, ayer, la activista no tuvo problemas al pasar el control de pasaporte pese a que puso que tenía nacionalidad saharaui y escribió «Sáhara Occidental» en el apartado del país, explicó la Agencia Efe.

CRÍTICAS A FRANCIA / Haidar tiene intención de visitar a los saharauis detenidos y heridos en el desmantelamiento del campamento de Gdaim Izik. En estos momentos, los informes de varias oenegés independientes cifran en 13 el número de muertos (once agentes marroquís y dos civiles saharauis). Y el número de detenidos alcanza los 117, según la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos (ASVDH). También los saharauis denuncian un gran número de desaparecidos.

Antes de salir en el avión que la trasladó al Sáhara, la activista tuvo palabras muy críticas hacia Francia por haber vetado la investigación de la ONU en el seno del Consejo de Seguridad. Según dijo, Francia es realmente la potencia que «ocupa» el Sáhara Occidental y no Marruecos. La intelectual saharaui dijo que está contra el levantamiento en armas con el que el Frente Polisario está amenazando desde hace días.  «Como activista de los derechos humanos, estoy en contra de la guerra. No espero una guerra entre marroquís y saharauis porque, finalmente, son los pueblos los que van a sufrir».

Son diversos los colectivos y oenegés que están aterrizando en El Aaiún para ayudar e intentar esclarecer los hechos. Amnistía Internacional llegó esta semana con el propósito de llevar acabo una investigación y elaborar un informe independiente sobre el ataque al campamento.

ZAPATERO NO COMPARECERÁ / Mientras tanto, en España, el PNV echó una mano al PSOE y la Junta de Portavoces del Congreso rechazó la petición de ERC-IU-ICV y el Grupo Mixto (UPD, BNG y Nafarroa Bai) para que  José Luis Rodríguez Zapatero diera explicaciones en sesión plenaria sobre la reacción del Gobierno.