A la sombra de Mas

En clase del profesor Mas

1
Se lee en minutos
Rafael de Ribot
Rafael de Ribot

Periodista

ver +

Artur Maspodría ser un profesor de secundaria; aspecto de hombre leído y hablar pausado. No tiene reparos en repetir las cosas tantas veces como haga falta -hasta el punto de abusar de las reiteraciones- y aprovecha cualquier ocasión para ilustrar las explicaciones con ejemplos, metáforas o imágenes. De vez en cuando, hasta se recrea en la erudición. Eso sí, le preocupa más convencer que gustar.

El candidato de CiU tuvo ayer una ocasión de oro para hacer pedagogía en el mitin con los inmigrantes o, como reza la doctrina oficial, con los nuevos catalanes.Masempezó con un tono llano, con el que se los metió en el bolsillo, para después pasar a contarles la historia de Catalunya resumida en cinco pasos y en 10 minutos.

Noticias relacionadas

Les explicó la huella que dejó en nosotros el Imperio romano, que Catalunya es uno de les países más antiguos de Europa y que los catalanes nos hemos forjado en la navegación y el comercio. También les habló de la herencia de la revolución industrial. Pero cuando realmente conectó con el auditorio fue cuando les dijo que somos hijos de la inmigración. Eso sí,Masno se cortó ni un pelo a la hora de exigirles que asuman los valores del país: trabajo bien hecho, espíritu de superación, tolerancia y compromiso. Alguno de los presentes se podía haber preguntado si eso también se lo piden a los autóctonos.

En definitiva, el candidato se dio un baño de masas en la otra campaña, la que pugna por los 130.000 votos de la inmigración con derecho a sufragio. A pesar del éxito de convocatoria, la mayoría de los presentes mostraban más curiosidad que entusiasmo. Muchos se hacían fotos y se grababan en vídeo, en el que posiblemente era el primer acto político al que asistían o podían asistir libremente en su vida. Sólo por eso ya les valió la pena.