A la sombra de Mas

La espiral positiva

1
Se lee en minutos
Rafael de Ribot
Rafael de Ribot

Periodista

ver +

Artur Masha dibujado su personal círculo virtuoso, al que llamaespiral positiva:recuperación económica del país, un nuevo renacimiento cultural y la traducción política de este binomio en un impulso para avanzar «más lejos».

Esto lo explicó ayer el candidato de CiU en la cita que mantuvo con el mundo de la cultura para presentarle las propuestas de la federación en la materia. Fue un acto donde se habló mucho de infraestructuras culturales, de leyes, de organismos, de identidad y de país, pero muy poco de creatividad y de arte. Es cierto queMas tiene abiertos puentes de interlocución fluidos con ambientes culturales diversos -hay quien se encarga de ello, y ayer se hizo evidente- y también que, a diferencia de lo que sucedía con Jordi Pujol,no anda a la greña con los artistas, los pensadores y los creadores de opinión, aunque se nota que les faltafeeling.

Noticias relacionadas

El líder convergente ha hecho un esfuerzo de modernización del nacionalismo para situarlo en el siglo XXI que choca con la propuesta cultural reflejada en el mural que ayer daba la bienvenida al acto de campaña, que parecía un homenajekitscha la Catalunya Souvenir, en el cual no faltaba nada: la Sagrada Família, el Museo Dalí, la Patum, la rumba catalana, los divos del bel canto y el más internacional, laureado y parodiado representante de nuestra cocina, entre otros.

Los tópicos no hacen justicia al propioMas,que no siendo un buen divulgador sí que es un hombre culto. De él se puede decir que es un afrancesado, en el sentido literal y liberal: lee con fluidez la lengua deVoltaire,en la que se atreve a recitar de memoria los versos aprendidos en la juventud. Y de él se puede esperar también, como hacen nuestros vecinos del norte, una política de divulgación y defensa tanto de la tradición como de la vanguardia.