FALSO RELATO

La oenegé a la que pertenece la tetrapléjica que ocultó datos sale en su defensa

Se lee en minutos

FIDEL MASREAL / Barcelona

La asociación Foro de Vida Independiente y Divertad (FVID) defendió ayer a Núria Gómez, una tetrapléjica socia de dicha entidad que el martes pasado, ante José Montilla y en el programa de TVE CatalunyaTinc una pregunta per a vostè, afirmó que la ley de dependencia solo le ofrecía una hora y cuarto de asistencia personal al día, pese a que posteriormente reconoció, en una entrevista publicada en EL PERIÓDICO, que percibe 320 horas de asistente personal al mes, equivalentes a 4.170 euros, de un programa piloto de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. La mujer forma parte de esa iniciativa desde hace cuatro años.

Foro de Vida Independiente y Divertad insistió ayer en que la denuncia de Gómez «nada tiene que ver con su participación en un programa experimental y graciable». Y respecto a la ocultación de la asistencia personal que recibe, la entidad lo justifica afirmando que «hizo referencias personales en aras a la simplicidad imprescindible para los pocos minutos disponibles y no para buscar una solución personal a su caso».

Noticias relacionadas

Sin embargo, las palabras de Gómez en televisión sí iban encaminadas a buscar una solución para su caso. «No me dan otra opción que la de cerrarme en una residencia», aseguró. Y prosiguió: «Que pueda yo, en lugar de ir a una residencia, contratar a un asistente personal para vivir dignamente en mi casa». Una afirmación que no se corresponde con la asistencia personal de 320 horas mensuales de las que dispone actualmente. Gómez admitió también que renunció a la prestación de la ley de dependencia para seguir en el programa piloto.

LUCHA POR EL RESPETO / En la entrevista con este diario, la mujer añadió: «¿Que podría haber explicado no se qué...? Claro, pero estamos ante la tele y la tele es un teatro, a veces. Pero no porque esté escondiendo algo, sino porque la ley me da esto. Es lo que puedo denunciar judicialmente». Foro de Vida Independiente y Divertad enmarcó las palabras en la «lucha para conseguir el respeto por los derechos humanos» y reivindicó «el derecho de todas las personas con diversidad funcional a elegir su manera de vivir».