A la sombra de Mas

Un candidato moldeado por la espera

1
Se lee en minutos
Rafael de Ribot
Rafael de Ribot

Periodista

ver +

Artur Mas gana mucho cuando se pone serio. Es un tipo afable que en la distancia corta tiende a caer simpático, aunque por mucho que se esfuerce nunca será el gracioso del grupo. Por eso ahora que la cosa esta tiesa el líder de CiU está en su mejor momento.

Noticias relacionadas

La imagen pija deMasle ha hecho mucho daño, pero no tanto porque lo pueda alejar de un cierto electorado, sino porque en el fondo él es todo lo contrario: es un estoico. De todos los candidatos es el que, cuando se deja ir, más se aleja del personaje dePolònia. Masaparece en su primer vídeo de campaña electoral aceptando sus derrotas y reconociendo que de nada sirven los lamentos, diciendo que ha aprendido de sus errores y explicándonos que su larga travesía del desierto tenía como objetivo forjarlo en la adversidad para prepararse para su misión de levantar Catalunya. ¡Realmente se lo cree!Masha construido una nueva épica de la cotidianeidad dentro del nacionalismo, asumiendo que hasta que se superen los efectos de la crisis económica todo los otros debates aparecen como estériles.

El principal peligro al que hace frente el candidato convergente está en lo mismo que juega a su favor: la clara ventaja que le otorgan las encuestas. Su principal objetivo los próximos 15 días será luchar contra el exceso de confianza y movilizar a los suyos.Maspredica con el ejemplo y a pesar de que cada vez son más los que se le acercan como futuropresidentno se deja adular, y habla y actúa con firmeza y convicción pero con prudencia, y no deja entrever ni uno solo de «los mejores» con los que cuenta. No venderá la piel del oso antes de cazarlo y es consciente de que tendrá que sortear aún algunas trampas ya que él es el trofeo más preciado por sus adversarios. Los siete años de oposición no lo han convertido en un escéptico pero si en un desconfiado, y no cometerá ningún error.