El camino de las urnas

El 'blitzkrieg' de Montilla

El 'president' lleva a Sant Boi su nueva estrategia de 'mítines relámpago' con la ayuda de un palé rojo

A pie de calle 8 Montilla arenga a los vecinos de Sant Boi.

A pie de calle 8 Montilla arenga a los vecinos de Sant Boi. / DANNY CAMINAL

2
Se lee en minutos
RAFAEL TAPOUNET / Sant Boi de Llobregat

Elmitin relámpagoes la última innovación en materia de estrategia de campaña acuñada por el PSC. El nombre de la cosa remite a la táctica militar de ataques rápidos y por sorpresa que propició el vertiginoso avance de la Wehrmacht alemana en las batallas iniciales de la segunda guerra mundial (el llamadoblitzkrieg, o guerra relámpago), pero en la versión de los socialistas catalanes la puesta en escena es menos vistosa y sin explosiones. En esencia, consiste en un candidato en mangas de camisa subido a un palé de madera pintado de rojo en plena calle y arengando a los transeúntes con un micrófono. Aquí no hay blindados ni aviación, y la sorpresa es solo relativa (la agrupación local del PSC se encarga de suministrar un contingente mínimo de espectadores), pero el ataque es indiscutiblemente rápido: el acto dura unos ocho minutos. No más.

José Montilla, presidente de la Generalitat y candidato socialista a la reelección, protagonizó ayer su segundomitin relámpago, y eligió como escenario Sant Boi de Llobregat, un feudo propicio (el primero tuvo lugar en el vecino Cornellà de Llobregat, otro municipio de probada lealtad). El acto transcurrió frente al mercado de Sant Jordi, en la acera de la calle del 3 de Abril, tal vez para recordar a la concurrencia que ese día, en el año 1979, los socialistas se hicieron con el poder municipal, y hasta hoy.

El candidato llegó a su cita con el palé rojo después de dar un breve paseo en compañía del alcalde de la localidad, Jaume Bosch, que, entre otras cosas, le puso al día de la actualidad del Futbol Club Santboià, que milita en Segunda B.«Estamos muy abajo, pero ya remontaremos», decía el alcalde, y Montilla ponía cara deesa frase la he oído antes en algún sitio. Elpresident departió con algunos ciudadanos que se acercaron a saludarle y se dejó retratar junto a otros. Un niño le enseñó, orgulloso, sus notas escolares, buscando acaso una recomendación para acceder a uno de esos contratos parani-nis que el Govern había aprobado hacía apenas unos minutos.

Discurso 'exprés'

Una vez despojado de su chaqueta y subido al palé, el candidato socialista, flanqueado por algunos militantes con carteles de apoyo (Montilla, ¡podemos! ¡A por ellos!), ofreció su mitin exprésde ocho minutos. Ahí va un resumen de ocho segundos: el Govern ha hecho un buen trabajo, pero todavía queda mucho por hacer, especialmente en el terreno de las políticas sociales, y eso no lo podrán hacer los partidos de derechas, por lo que es importante que los simpatizantes del PSC se movilicen.

Noticias relacionadas

«Ganaremos a las encuestas y las elecciones», declaró Montilla, tras asegurar que a Artur Mas y a Mariano Rajoy«les une que ambos son nacionalistas -uno, catalán y otro, español- y de derechas».

Acabado el discurso, más palique con los vecinos, más fotos con la militancia y una visita -relámpago, esta sí- a la tienda Smöda de lencería femenina, para deleite de cámaras y fotógrafos.