21 sep 2020

Ir a contenido

CONVOCADAS 200.000 PERSONAS

Escasa participación en las consultas soberanistas que se celebran en seis municipios

Un 5% han votado en Tarragona y un 8,5% lo han hecho en Rubí

EL PERIÓDICO

Las urnas se han cerrado en las seis localidades catalanas en las que este domingo se ha realizado la consulta popular sobre la independencia con una participación media cercana al 6,5% de los 209.500 convocados con derecho a voto, lo que supone que este domingo han votado cerca de 13.500 personas.

Tarragona ha registrado el porcentaje más bajo, con un 5% (sobre 141.500 votantes), mientras que el más alto lo ha obtenido Gósol, con un 33,64% (de 217 personas). En Rubí ha votado el 8,5 % de un censo de 61.300 personas, en Olesa de Bonesvalls el 9,84% de 1.440, en Vilallonga del Camp el 16,35% de 1.780, y en La Bisbal del Penedès el 13% de 3.250.

La portavoz de la plataforma Tarragona Decideix, Lorda Marauri, ha manifestado que, pese a que ese 5% "se valorará como un dato negativo, nosotros estamos satisfechos porque hemos cumplido con nuestro objetivo, y quien ha querido, ha podido expresar su derecho a decidir". Marauri ha citado la cercanía de las elecciones autonómicas de noviembre y la falta de colaboración del Ayuntamiento de Tarragona como factores que han influido en los datos de participación.

La cita de Barcelona

Juli Carbonell, miembro de la coordinadora nacional de las consultas, ha calificado de éxito la convocatoria: "La consulta es en toda Catalunya, y vamos sumando". "Si hay un porcentaje bajo en una población, ya se recuperará en otra; lo importante es que solo quedan 400 municipios en Catalunya para cubrir el mapa completo, que hemos movilizado a 64.000 voluntarios y han votado 600.000 personas, el que no nos vea como un movimiento al alza es que está ciego", ha reflexionado.

Carbonell ha reconocido que la fuga de algunos de los líderes de la coordinadora para dedicarse a la inminente campaña electoral con diferentes fuerzas políticas ha creado un "periodo de vacío", pero ha asegurado que se trata de una etapa superada. Asimismo, ha adelantado que el referendo de Barcelona, "con los ojos del mundo puestos en nosotros, será un gran éxito mal que les pese a algunos". "La primavera es un buen momento para hacerlo", ha valorado.

Polémica por las urnas

Esta jornada de consultas ha estado marcada por la polémica entre el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el conseller de Governació, Jordi Ausàs, de ERC. Montilla ha desautorizado a Ausàs, que, en contra del criterio del president, ha facilitado las urnas electorales y asesoramiento logístico a la plataforma Rubí Decideix, organizadora de la consulta en este municipio. Así, Rubí Decideix utiliza hoy 30 urnas cedidas por la Conselleria de Governació. El departamento de Ausàs ha alegado que la petición se produjo hace semanas y no coincidiendo con la polémica con Montilla. Además, la conselleria ha admitido que ya prestó urnas para las consultas de Reus y de Igualada, el pasado abril.

Tarragona es la tercera capital de provincia en la que se hacen estas consultas, tras haberse realizado ya en Lleida y Girona. En Barcelona, se hará el 10 de abril del 2011. En las consultas soberanistas previas a la de hoy habían votado más de 580.000 catalanes, apenas el 20% del censo en las localidades en las que han habido estas votaciones. En total, elha registrado casi un 93% de apoyo en las cuatro olas de consultas que se han hecho: 13 de diciembre, 28 de febrero, 25 de abril y 20 de junio.