LEY DE NORMALIZACIÓN LINGÜÍSTICA

El PP balear eliminará el catalán si llega a gobernar

El presidente de los populares quiere que la "lengua vehicular" en las escuelas sea el castellano o una de las modalidades de las islas

Se lee en minutos

AGENCIAS

El presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, ha anunciado hoy que si preside el Gobierno autonómico "eliminará" la Ley de Normalización Lingüística de Baleares que potencia el uso del catalán, y promoverá el castellano y las modalidades lingüísticas de las islas: mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense.

El PP quiere que la "lengua vehicular" en las escuelas no sea el catalán, tal y como ordena esta ley, sino el castellano o una de las referidas modalidades lingüísticas. Además, los padres elegirán la lengua en la que quieren que sean educados sus hijos, ha manifestado Bauzá.

"Eliminar la ley de normalización lingüística"

El líder de los populares ha aseverado que "sin ninguna duda eliminará" esta ley aprobada en 1986 por todos los partidos políticos, también el PP, en elParlamentbalear cuando Gabriel Cañellas, del PP, presidía el Ejecutivo autonómico.

"Lo que nosotros hemos aprendido de nuestros abuelos y de nuestros padres son una serie de palabras absolutamente propias que determinan nuestra riqueza cultural y no estoy dispuesto a que desde fuera, desde Cataluña, se nos impongan", ha aseverado Bauzá en la emisora Ona Mallorca. El presidente del PP balear ha añadido: "Yo respeto a todas las personas y a todas las regiones; pero creo que al igual que nosotros les respetamos, nos deben respetar".

La sociedad cultural Círculo Balear ha expresado su agradecimiento al presidente del PP, José Ramón Bauzá. La asociación ha considerado que la formación popular recoge "la reivindicación de la mayoría de la sociedad balear de poder recuperar la libertad lingüística en ámbitos tan importantes como la administración o la educación", "donde actualmente se está vulnerando por la absoluta imposición del catalán".

La Ley 3/1986 de 19 de abril desarrolla el Estatuto de Autonomía en lo que respecta a la normalización de la lengua catalana como propia de las Islas Baleares en todos los ámbitos, y garantiza el uso del catalán y del castellano como idiomas oficiales de Baleares.

Uso progresivo de la lengua catalana

Entre sus objetivos se encuentran el uso progresivo y normal de la lengua catalana en el ámbito oficial y administrativo, asegurar su conocimiento como "lengua vehicular" en el ámbito de la enseñanza, fomentar su uso en todos los medios de comunicación social y crear conciencia social acerca de su importancia y uso por parte de todos los ciudadanos.

En un mitin celebrado en septiembre pasado en Palma al que asistió el presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, el líder de los populares en las islas prometió que si gobierna garantizará que los padres puedan elegir "la lengua vehicular" de la educación de sus hijos, que no será el catalán como ahora ocurre, sino el castellano o el "mallorquín, menorquín, ibicenco y formenterense".

La postura del PP, tal y como ha señalado su presidente en varias ocasiones, es "defender el bilingüismo como expresión de la realidad social de las islas", y fomentar el uso de las modalidades lingüísticas de cada territorio insular.

El PP balear presentó sin éxito el año pasado una enmienda a la totalidad al plan de normalización lingüística que el Gobierno autonómico presidido por el PSOE aprobó en el Consejo Social de la Lengua Catalana.

Los populares entendían que el borrador del documento "atentaba" contra los derechos fundamentales de las personas al imponer como requerimiento el empleo del catalán incluso en los ámbitos privados, y al supeditar la concesión de subvenciones a entidades en base al uso obligatorio de la lengua.

Te puede interesar

Según denunció Bauzá entonces, el texto "evidencia la voluntad de imposición de la lengua catalana" en ámbitos como el judicial, la educación, las relaciones laborales, los medios de comunicación, los deportivos o la Iglesia.

El PP, según diversos sondeos, tiene posibilidades de volver a gobernar con mayoría absoluta tras las elecciones autonómicas de mayo del próximo año.