Ir a contenido

RÁNKING NEGATIVO

Aznar, uno de los cinco peores expresidentes del mundo según 'Foreign Policy'

Afirma que se distingue por su retórica "extremista" y recuerda que calificó el cambio climático de "religion inquisitorial"

El Periódico

José María Aznar, este martes en la Universidad Francisco de Vitoria, en Pozuelo de Alarcón.

José María Aznar, este martes en la Universidad Francisco de Vitoria, en Pozuelo de Alarcón. / EFE

Esta información se publicó el día 02/10/2010. El contenido hace referencia a esa fecha.

José María Aznar está en el 'top 5' de los peores expresidentes del mundo en una lista que ha elaborado la revista 'Foreign Policy'. El exlíder del PP comparte 'distinción' con el alemán Gerhard Schröder, el nigeriano Olusegun Obasanjo, el filipino Joseph Estrada y el tailandés Thaksin Shinawatra. Todos estos expresidentes, apunta la publicación en su artículo 'Bad exes' ('Malos exes'), "ni se han dedicado a hacer del mundo un lugar mejor ni han desaparecido".

En el caso de Aznar, 'Foreign Policy' recuerda que los españoles "dieron la patada" a Aznar después de que su Gobierno insistiera en culpar a ETA de los atentados yihadistas del 11-M en Madrid, y explica que desde su salida de la Moncloa, el expresidente se ha distinguido por "el extremismo de su retórica". 

Entre las 'aportaciones' de Aznar al mundo como expresidente, la revista destaca la visión del dirigente conservador sobre la crisis climática: recuerda que el expresidente se ha referido al cambio climático como "una nueva religión inquisitorial" y a quienes han alertado del peligro del calentamiento del planeta les ha afeado que "buscan recortar las libertades individuales en nombre de una causa noble, como los comunistas hicieron". La revista subraya que bajo la presidencia de Aznar, España firmó el protocolo de Kyoto para combatir el cambio climático.

La revista también apunta la sugerencia que hizo Aznar de que los musulmanes se disculparan por la ocupación de España, calificara de "estúpido" el diálogo entre religiones y considerara la elección de Barack Obama como el primer presidente afroamericano de EEUU "un exotismo histórico" y "un predecible desastre económico".

Por último, rescatan la polémica opinión de Aznar sobre las medidas del Gobierno español contra quienes conducen bebidos. "Dejadme decidir por mí mismo, en eso consiste la libertad. ¿Quién te pide que conduzcas por mí. Dejadme beber mi vino en paz. No pongo a nadie en peligro", afirmó en unas declaraciones que fueron muy polémicas en su momento.