Ir a contenido

CONTRATACIÓN POLÉMICA

Ribó ficha al diputado del PP que le 'perpetuó' en el cargo de Síndic

La entidad esgrime que otros organismos como Antifrau tienen mandatos largos

Vendrell presentó la enmienda para que la plaza pueda ser ocupada nueve años

NEUS TOMÀS / Barcelona

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha contratado al exdiputado del PP Francesc Vendrell como nuevo director de consumo y territorio. El fichaje llama la atención puesto que el primero es un referente de la izquierda de este país mientras que el segundo fue la mano derecha de Josep Piqué antes de que este tirase la toalla. Pero más allá de ideologías, hay otros elementos que lo convierten en más curioso o como mínimo noticiable. Vendrell fue el ponente que negoció en nombre del grupo popular la reforma de la ley que dotó al Síndic de más competencias, ajustó sus ámbitos al nuevo Estatut y, además, alargó su mandato de cinco a nueve años. O sea permitió a Ribó seguir hasta el 2019. Y resulta que el diputado que presentó la enmienda para «perpetuar» al exdirigente de Iniciativa en el cargo no fue ningún antiguo compañero de partido ni un diputado de otro grupo del Govern puesto que el tripartito inicialmente iba a dejarlo en seis años. El autor de la enmienda que aseguró el cargo a Ribó fue Vendrell.

«PLAN PENSIONES» / Durante la tramitación, el ponente popular insistió en la necesidad de obtener el máximo consenso. Pasado el tiempo, un correligionario suyo ironiza afirmando que lo que hizo Vendrell fue asegurarse un «buen plan de pensiones». Fuentes del PP afirman que en las semanas de discusión del texto, su exdiputado actuó por su cuenta y que, aunque a algunos les pareció extraño, entonces nadie lo cuestionó. En ese momento CiU solo lamentó que, si regresa ahora al Govern, con esta fórmula no tendrá margen de maniobra para cambiar al Síndic. En todo caso, cuando en febrero de este año se reeligió a Ribó, en la votación secreta que se produjo en el Parlament, hubo 117 votos a favor, tres en contra y tres abstenciones. Superó así sin problemas la proporción de tres quintas partes del pleno que se requiere para poder designar al responsable de atender las quejas de los ciudadanos que se consideran desamparados ante una mala actuación de la administración.

El adjunto general al Síndic, Jordi Sánchez, asegura que el mandato de Ribó no es excepcional y recuerda que los responsables de otros organismos como la Oficina Antifrau o el Consell Consultiu también son elegidos para nueve años como esgrimió Vendrell durante la tramitación de la ley del Síndic. Ha pasado medio año desde la votación parlamentaria en la que se reeligió a Ribó, y ahora hace unos días en la página web del Síndic se colgó una nota en la que se informaba del nombramiento de Vendrell como director de consumo y territorio. Al tratarse de un cargo de confianza, su designación, como la del resto de directores, es una decisión que toma Ribó. Solo el adjunto general al Síndic y el adjunto para la infancia deben ser ratificados por el Parlament.

El cometido de Vendrell será controlar las áreas de medio ambiente; consumo; tributos; urbanismo; trabajo y pensiones. El comunicado de prensa incluye una biografía en el que se hace referencia a su trayectoria política sin mencionar en ningún momento su vinculación al PP. «Ha sido diputado en el Parlamento de Catalunya durante tres legislaturas en el periodo comprendido entre 1990 y 2010, siendo también portavoz del grupo parlamentario». ¿De qué grupo podría preguntarse cualquier ciudadano que acceda a la web? En la nota no consta. Según el adjunto general al Síndic esta omisión no responde a la voluntad de esconder nada y recuerda que las personas que ostentan cargos de este tipo deben dejar fuera «el sombrero partidista». Vendrell no será una excepción y ya se ha dado de baja como militante popular.