polémica por una protesta de reafirmación catalanista

Òmnium se planta e insta a Montilla a abrir el 10-J detrás de su lema

El Govern considera que el 'president' tiene que encabezar la manifestación por «dignidad nacional»

La entidad desoye la voluntad del jefe del Ejecutivo catalán de que la 'senyera' preceda a la pancarta

Se lee en minutos
TONI SUST
BARCELONA

Òmnium Cultural se plantó anoche y anunció que vuelve al planteamiento inicial de la manifestación prevista para el sábado. La entidad acordó que la marcha esté presidida por el lemaSom una nació. Nosaltres decidim. Le pese a quien le pese, y sobre todo, al presidente de la Generalitat, José Montilla, que quiere encabezar la protesta pero no detrás de una pancarta, sino de lasenyera.

Pese a las buenas intenciones que mostró la presidenta de Òmnium, Muriel Casals, el consenso fue inviable. Pasadas las diez de la noche, Casals compareció, escoltada por la junta nacional de la entidad, para explicar la posición de su grupo. Advirtió de que la decisión final debe ser tomada por la comisión organizadora, en la que además de Òmnium están los partidos, sindicatos y otras entidades. Aunque cordial, fue rotunda: «La única manera de estar al frente de la manifestación es estar detrás de la pancarta con el lema».

Casals subrayó que durante el día se habían explorado vías para que no hubiera división. Ella no lo dijo así, pero lo que quería expresar es que se buscaron fórmulas para que Montilla pudiera encabezar la manifestación del 10-J. Una, explicó, fue que elpresidenty otras autoridades conformaran un pequeño grupo delante de la pancarta. Y otra, a la que Casals no aludió y que fue atribuida a Esquerra, consistía en que un grupo de niños llevaran una bandera catalana al frente de la manifestación, y que Montilla y otras autoridades fueran justo detrás de los menores. Tampoco triunfó. Fuentes conocedoras del proceso acusaron a CiU de no contribuir a la búsqueda de una solución que permitiera al jefe del Ejecutivo catalán acudir a la marcha sin sentirse incómodo.

El problema, relató Casals, fue que, al informar los medios de comunicación de las iniciativas que se estaban debatiendo, los socios de la entidad empezaron a enviar mensajes pidiendo que no se cediera y que se mantuviera el planteamiento inicial: «Hemos valorado lo que creemos que es el sentir de nuestros socios». Casals no descartó la presencia de Montilla en la manifestación, ni mucho menos. Afirmó que cualquiera puede ir tras el lema citado.

MÁS REUNIONES / La decisión de Òmnium deja la pelota en el terreno del Govern y el PSC. Por si acaso, la entidad subrayó anoche que los socialistas Higini Clotas y Jaume Collboni dieron por bueno el lema elegido en reuniones anteriores al fallo del Estatut, que precipitó la adhesión del Ejecutivo catalán a la protesta.

Horas antes de que Òmnium se pronunciara, el Govern defendió con contundencia que Montilla debe encabezar la marcha. Lo afirmó elconsellerJoaquim Nadal. «El presidente de la Generalitat, con el Govern, las instituciones, el Parlament y la Mesa del Parlament, tiene que encabezar la manifestación, y la quiere encabezar y cree que le corresponde por dignidad nacional e institucional», subrayó.

Noticias relacionadas

A tres días del acto, la escena que todos imaginan es la de un Montilla rodeado de banderasesteladasy proclamas secesionistas. Y la del PSOE y elpresidenthaciendo equilibrios. Varios dirigentes socialistas del resto de España enviaron mensajes a Montilla. El presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, le pidió «serenidad por encima de todo» para evitar «una quiebra irreversible».

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, dio por hecho que no habrá controversia con el PSC en relación con el Estatut y vaticinó que mantendrán una posición «coherente y constitucional». Alonso aludía a la posibilidad de que los socialistas catalanes se desmarquen del PSOE para pactar una resolución con ERC y CiU en contra de la sentencia del Constitucional.