Ir a contenido

MIRADOR

Zapatero y la 'doctrina OTAN'

Joan Tapia

Hace ocho días del tijeretazo de José Luis Rodríguez Zapatero. Hoy sabemos más. Paul Volcker, expresidente de la Reserva Federal con Jimmy Carter y Ronald Reagan –hoy en el equipo Barack Obama– ha dicho que el euro puede desintegrarse. Y Le Monde explicaba ayer que, el viernes 7, el euro estuvo a punto de morir. Fue salvado la madrugada del lunes 10 por el fondo de estabilización de 750.000 millones y por la decisión valiente del Banco Central Europeo (con los alemanes en contra) de comprar bonos de los países atacados.

Así, el miércoles 13, Zapatero no tenía otro remedio. Él había pecado de optimismo al apostar todo al ajuste suave. Pero como dice Le Monde: «Los estados europeos, acribillados a deudas, están al pie del muro. Solo una colectiva disciplina fiscal les permitirá ordenar sus presupuestos. Y los gobiernos deben explicarlo. No se puede vivir por encima de las posibilidades». Salvar el euro, y la pertenencia de España, es la única prioridad sensata para cualquier presidente. Puede perder las elecciones, pero no tiene otra opción.

Debe asumir –y explicar– que fuera del euro todo sería peor. Felipe González ya tuvo que vender que no se podía salir de la OTAN. Y como Zapatero (al igual que Felipe) tiene parte de culpa del problema, la derecha está tentada de aplicarle la receta OTAN. Ella era partidaria, pero Felipe la había combatido, no era popular, y el referendo podía ser la patada al socialismo. Y apostaron. Desde Manuel Fraga hasta Jordi Pujol, contando con los comunistas (aún había).

La tentación siempre vuelve (como en la huelga del 88). Recortar salarios de funcionarios no es popular, aunque las encuestas lo aprueban, y congelar pensiones es duro e injusto. Y asusta. Si la izquierda, la derecha y los nacionalistas votan en contra, el decreto ley de Zapatero, que es un giro de su política, impopular y está impuesto por Bruselas (verdad parcial), no se aprobará. Dice Lucía Méndez (El Mundo) que España perderá, pero Zapatero será cadáver.

¿Hará caer la receta OTAN a Zapatero? No lo creo. La izquierda del PSOE votará no porque no cree en los mercados. Es legítimo, pero es indudable que España está endeudada hasta las cejas. ¿Puede el PP repetir el error OTAN? Sí, porque Fraga tenía más Estado en la cabeza que Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro juntos. Pero haría el indio ante Angela Merkel y Nicolas Sarkozy, sus líderes europeos.

Y después está el seny centrista. Cuesta creer que PNV y CiU apuesten a que España ayude al colapso del euro. Máxime cuando el decreto ley puede aprobarse mientras le dan leña a discreción. Basta una patriótica abstención. La incógnita es si Rajoy puede permitir que Josep Antoni Duran Lleida y Josu Erkoreka sean más europeístas, pero también más patriotas españoles.

0 Comentarios
cargando