NUEVO CONFLICTO lingüísticO

Aragón planea emular a Valencia y crear una academia de las lenguas

El Par pide que un solo ente agrupe las «variedades locales», incluida la de la Franja

PSOE y CHA abogan por dos organismos, uno para el catalán y otro para el aragonés

Protesta de la plataforma No Hablamos Catalán ante las Cortes, ayer.

Protesta de la plataforma No Hablamos Catalán ante las Cortes, ayer. / NURIA SOLER

Se lee en minutos

SARA GONZÁLEZ
BARCELONA

Encastillados en su lucha para que el catalán no sea considerada una «lengua histórica» de Aragón, los aragonesistas del Par se proponen ahora seguir los pasos de la Comunidad Valenciana para blindar lo que la organización considera un idioma propio. Crear una academia de las lenguas aragonesas sería, según los socios de los socialistas en el Gobierno, la mejor manera de proteger y regular «las variedades locales». Sin embargo, la Chunta Aragonesista (CHA), que defiende que en la Franja sí se habla catalán, plantea crear dos academias lingüísticas, una para el catalán y otra para el aragonés, una iniciativa que despierta simpatías entre los socialistas de Aragón.

Las propuestas de ambos partidos han sido registradas en forma de enmiendas a la proposición de ley de lenguas del PSOE que podría ser aprobada antes de finalizar el año. El diputado socialista y coordinador de la ponencia de la ley Carlos Álvarez asegura que la creación de una academia lingüística es uno de los últimos puntos que quedan por discutir. De hecho, la previsión es debatirlo el próximo 17 de diciembre. No obstante, Álvarez reconoce que los socialistas ven con buenos ojos la propuesta de CHA.

«Lo que el Par plantea, una academia para dos lenguas, no tiene parangón», dice el diputado socialista, quien insiste en que nada está decidido. La discrepancia nace de la denominación de catalán que la ley da al habla del Aragón oriental. La diputada aragonesista María Herrero asegura que su partido no comparte «ni la literalidad ni el contenido» de la ley, niega que en la Franja se hable catalán y propone bautizar la lengua de la zona como «aragonés oriental».

El 88,8% de la población de La Ribagorça, La Llitera, Baix Cinca, Baix Aragó-Casp y Matarranya habla lo que la mayoría de lingüistas consideran catalán. El secretario general del PSOE de Huesca, José María Becana, afirma que gran parte de la población adulta catalanohablante no sabe escribir su lengua materna, una carencia que esperan solventar gracias a que el 90% de los escolares de la Franja estudian catalán a pesar de ser de aprendizaje voluntario.

Noticias relacionadas

FIJAR LAS REGLAS / El Par, por su parte, considera que «imponer» la gramática catalana destruye la riqueza de las «variedades locales que han perdurado a lo largo de los siglos» y apuestan por crear una autoridad científica y académica propia de la comunidad que se encargue de elaborar y fijar la normativa de uso.

No obstante, hay quienes defienden que el «aragonés oriental» ya tiene gramática propia. Este es el caso de la plataforma No Hablamos Catalán, cuya página web incluye textos traducidos del castellano al aragonés oriental. «Se botará una Ley de Llengües que mos oblligará a agarrá’l catalá coma llengua propia. La llengua mayoritaria a Aragó e l’español u castellá», reza el manifiesto de la entidad.