Ir a contenido

el 'caso pretoria'

Los comisionistas ganaron cinco millones en una operación de 28

Lluís Renau, exalto cargo con Alavedra, participó en la venta del solar de Badalona

Garzón revela un pago de 1,4 millones de Caixa Catalunya y Espais a Prenafeta

SALVADOR SABRIÀ
BARCELONA

Si el juez Baltasar Garzón no se equivoca en sus imputaciones, trabajar para la trama del caso Pretoria era un auténtico negocio. Uno de los casos más ejemplares es el del solar que vendió la sociedad pública Marina Badalona a finales del 2002 a la empresa Badalona Building Waterfront (BBW) y que esta revendió 15 meses más tarde a Espais Catalunya Inversions Immobiliàries por 28 millones de euros. En el tiempo transcurrido entre la operación inicial y la final, los intermediarios y comisionistas cobraron cinco millones de euros, casi un 18% del precio final. En el solar aún no se ha edificado nada y varias fuentes apuntan al presunto blanqueo de dinero como el objetivo real de la operación.

Espais Catalunya está participada en un 51% por Caixa Catalunya, y el resto, por Espais, la inmobiliaria que dirige Lluis Casamitjana, imputado por Garzón. Según el auto, esta empresa mixta pagó a Poliafers, una compañía de Lluís Prenafeta (exsecretario general de la Presidencia con Jordi Pujol y ahora en prisión provisional sin fianza) 1.461.599 euros por la compra del solar «tras el cambio de usos» del proyecto. Prenafeta se repartió esta comisión con Luis García (Luigi) y Macià Alavedra.

Esta es la última comisión que consta en la resolución judicial por esta operación. Aunque el magistrado destaca que antes hubo otras dos. BBW compró el solar a finales del 2002, cuando estaba controlada por Alejandro Pretus (el abogado que aparece en casi todas las operaciones del caso Pretoria), Agustín Peñarroja y Jeff Schroeder.

NEGOCIO LIOSO / «Cuando se produjo la operación» de venta «BBW pagó a Kundry Blau 2,551 millones en concepto de rescisión de un contrato de gestión». Los administradores mancomunados de Kundry eran precisamente el citado Schroeder y Lluís Renau, exdirector general de Seguretat Ciutadana en el Govern a las órdenes de Alavedra. Garzón apunta, sin embargo, que el destino final de esos 2,5 millones fue Luigi, Este, además, cobró otra comisión más a cargo de BBW por valor de 1.046.993 euros. Para acabar de liar la operación, parte de esa última cantidad fue a parar de nuevo a manos de Schroeder y de Renau, según el juez.

La suma de las tres comisiones asciende a los citados cinco millones de euros, una cifra impresionante si se tiene en cuenta que todavía no se ha construido nada en el solar en cuestión. La situación contrasta, además, con las del resto de parcelas del frente marítimo de Badalona.

Caixa Catalunya ha puesto en marcha una auditoría para aclarar todos los extremos de su participación en la operación de Badalona y sus relaciones con Espais, responsable de la gestión del proyecto. La entidad de ahorro destaca que no le consta ningún pago irregular por parte de su filial y asegura que desde que compró el terreno la calificación de este no ha variado.

SUSPENSIÓN DE LICENCIAS / Espais y Procam han mantenido parado el solar durante estos años. No solicitaron la primera licencia de obras hasta octubre del 2007, según fuentes municipales. El ayuntamiento se la denegó por deficiencias en los expedientes. No se registró otro movimiento hasta el pasado 16 de octubre, cuando los servicios municipales requirieron nuevos informes técnicos. Por si los problemas de la obra no eran suficientes, tras la detención de Casamitjana el ayuntamiento ordenó la suspensión de todas las licencias relacionadas con esta parcela hasta que se aclare la situación.

El ayuntamiento envió ayer a Garzón toda la documentación sobre esta parcela, un millar de folios.