Ir a contenido

TRAS EL CONTROVERTIDO SMS

La presidenta del PP catalán deja en manos de Sirera la decisión de dimitir

Alicia Sánchez Camacho plantea una moción de censura contra el Gobierno de Zapatero

EUROPA PRESS
BARCELONA

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, ha dejado la decisión de dimitir en manos del presidente del grupo parlamentario popular, Daniel Sirera, tras publicarse un sms en el que afirmaba que su partido "es una mierda".

"De momento ha dado explicaciones, y creo que en la vida se tiene que ser coherente con lo que uno dice y piensa. Lo dejo a su consideración", ha declarado Camacho a RAC1. La portavoz del PP en el Parlament, Dolors Montserrat, pidió la dimisión de Sirera la semana pasada.

"Hay cosas más importantes"

Camacho ha constatado que Sirera se ha disculpado públicamente y ante el partido, por lo que "no hay que sacar más de donde no hay". La presidenta del PP catalán ha asegurado que "hay cosas más importantes" al ser preguntada por la destitución de Sirera, y ha añadido que creé que el portavoz popular está orgulloso del partido.

Buscar el apoyo parlamentario

Camacho ha sugerido que el PP debe plantearse presentar una moción de censura para demostrar el "desgaste y fracaso" contra las políticas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

La presidenta del PP catalán ha señalado que es una opción que debe contemplarse, aunque ha añadido que las mociones de censura se deben presentar para ganarlas, por lo que se necesitan los apoyos parlamentarios necesarios. Ha instado a todos los partidos, y en especial a CiU, a plantearse si quieren continuar apoyando las políticas de Zapatero o una "alternativa" para el país.