ENTREVISTA // Antoni Castells, 'CONSELLER' DE ECONOMIA DE LA GENERALITAT

Antoni Castells: «No entiendo la política como una profesión»

2
Se lee en minutos
S. S. / J. M. P.
BARCELONA

Para el ciudadano medio, Antoni Castells es una persona relacionada con los números. Ahora, en el Govern, y antes, en la oposición. Y por supuesto, en la vida académica. Pero Castells tiene facetas menos conocidas. En lo deportivo, elconselleres un confeso culé y un gran amante del ciclismo. Su cabeza, bien ejercitada para memorizar, le permite recitar sin dudas cualquier alineación del Barça desde tiempos remotos y la larga lista de triunfadores del Tour.

Y, casi antes que los números, también hubo letras. Conoció a Lluís Llach en la universidad y le ayudó a poner texto a algunas de sus primeras canciones. Los más veteranos las recordarán, como por ejemplo la que se adjunta en esta página. Sobre su futuro a medio plazo, elconsellerno se muestra como un gran planificador. Vive intensamente al día.

–Se le ve en forma, políticamente hablando. De mayor, ¿qué quiere ser?

–Desde los 17 años he entendido la política como un compromiso por las causas en las que crees. No la concibo como una profesión, ni para ocupar un cargo o un sillón.

–Pero ¿qué aspiraría a ser: president

–Nunca he planificado en este terreno. Lo de presidente de la Generalitat, evidentemente, está fuera de lugar. Estoy muy agradecido al país que me ha dado la oportunidad de tener esta responsabilidad y a los presidentes Maragall y Montilla por su confianza. No sé cuál será mi siguiente paso. Siempre haré política, defendiendo las causas en las que creo y levantando las banderas que considere necesarias.

–Una de ellas es la del Barça.

–La levanto como aficionado, y nada más. Ni siquiera soy socio. Mi padre sí lo era y era un forofo de César. Lo es mi hijo y lo son mis hermanos.

–También es un gran amante del ciclismo, en especial del Tour.

–Sigo el Tour desde la época de Anquetil y Bahamontes. En 1959, ganó Bahamontes; Menchini, en 1960; del 61 al 64, Anquetil... Los últimos años me han interesado menos. Encuentro excesivas las siete victorias de Armstrong, comparadas con las cinco de Merckx o Induráin. En mi Olimpo, Merckx lo es todo.

Noticias relacionadas

–Mucha gente se sorprende de que sea el autor de letras de Llach.

–Soy amigo de Lluís, que es un gran artista y una referencia de país. Combina, como pocos, la voz, la música y la letra. Las que le escribí yo son de cuando él empezaba. Yo tenía 17 años y, a esa edad, te atreves con todo. Él tenía mucha facilidad para componer y yo ponía letras a sus melodías. De aquella época sonJo també he dormit a l’alba,Despertar,Somni, la delMaurici... Son letras que están a años luz de las que él hizo después, algunas de un lirismo que le consagran como poeta. No deja de sorprenderme el interés de muchas personas por esa faceta de mi vida cuando la descubren, lo cual, probablemente, es revelador.