INCIDENTE DURANTE UNA VIDEOCONFERENCIA CON LA MINISTRA

Defensa yerra y debe desmentir que captura espías en el Líbano

El jefe de la misión exterior lamenta que sus palabras se entendieran "de otra manera"

El general Prieto.

El general Prieto.

3
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO
MADRID

Casi ocho horas después de participar en una videoconferencia desde el Líbano, el general José María Prieto, jefe de la misión militar española en este país, emitió ayer por la tarde un comunicado en el que aclaraba que las tropas españolas no tienen nada que ver con las recientes detenciones de presuntos espías libaneses a sueldo del Gobierno de Israel. Poco antes, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ya había aclarado lo que calificó de "confusión" y pidió disculpas a los periodistas en los pasillos del Congreso de los Diputados.

¿Sabía el general Prieto que la videoconferencia estaba siendo escuchada por periodistas? Sí, según Defensa, que durante el día insistió en calificar el incidente de "mera anécdota". Una anécdota que, sin embargo, motivó que durante una hora, entre la una y las dos del mediodía, las webs de todos los medios de comunicación titularan a varias columnas que las tropas españolas participaban en el Líbano en la búsqueda de una célula de espionaje israelí.

VIGILANCIA EN LAS ELECCIONES

De hecho, así lo entendieron la media docena de informadores que asistieron a la videoconferencia y que escucharon e incluso grabaron las palabras del general Prieto. Tras los correspondientes saludos, la ministra, acompañada por el jefe del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, el general Andrés Navas, pidió ser puesta al corriente de las novedades sobre los 1.100 militares que conforman el contingente español destinado en el Líbano.

El general Prieto contó la "normalidad" con la que se había desarrollado las elecciones libanesas el domingo pasado, en el que las tropas españolas participaron realizando labores de vigilancia, prosiguió detallando un plan para liberar de minas una zona y, sin cambiar de verbo y en el mismo tono, dijo textualmente: "Durante la semana, destacar que se ha continuado con estas labores que se están haciendo de búsqueda de la célula de espionaje israelí. Ha habido varias detenciones, que en la zona provocan siempre una sensación de recelo porque piensan y creen que cuando alguien se pone cerca está buscando información que puede ser utilizada de forma hostil para ellos".

ISRAEL QUITA HIERRO

Chacón pidió disculpas a los periodistas asumiendo que estos solo se limitaron a reproducir lo que dijo el general Prieto, quien en su nota lamentó que sus palabras "hayan podido ser entendidas de otra manera". Ante el incidente, la anécdota o error, la Embajada de Israel en Madrid miró hacia otro lado y varias fuentes consultadas quitaron hierro y trascendencia al asunto ante el convencimiento de que se había tratado de una simple confusión en la interpretación de las palabras del general.

Noticias relacionadas

Los responsables de Defensa no se plantean, por el momento, suspender la presencia de los medios de comunicación en algunas de las videoconferencias que periódicamente celebra la ministra con los jefes de las diferentes misiones en el extranjero. Sin ir más lejos, ayer mismo, la prensa estaba invitada a presenciar la conexión con el Líbano pero ya se había advertido de que las conversaciones con los responsables de las misiones en Afganistán y Somalia serían a puerta cerrada.

El de ayer no es el primer incidente que se sucede durante una de estas comunicaciones. En mayo del año pasado, el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, dirigía la conexión con las misiones extranjeras, ante la baja de la ministra por maternidad, cuando el coronel Pérez García, responsable entonces en Afganistán de la base Qala-i-Naw, reveló que los soldados tuvieron que defender al Ejército afgano de un ataque de los insurgentes. La prensa estaba en la sala y Defensa no había informado del incidente.