Ir a contenido

PROCESO PRECONGRESUAL DE LOS REPUBLICANOS

El 20% de los afiliados de ERC avalan a Puigcercós y a Ridao

Benach esconde un apoyo similar por el temor a listas negras

M. A.
BARCELONA

La candidatura de Joan Puigcercós y Joan Ridao parte de una "muy buena posición" para hacerse con la dirección de ERC en las primarias del 7 de junio y el congreso de la semana siguiente. Así lo anunció ayer su jefe de campaña, Pere Aragonès, tras entregar en la sede de ERC, cinco días antes de que acabe el plazo previsto, 2.028 firmas de militantes en apoyo de Puigcercós y otras tantas de Ridao. Exactamente el 20% de los afiliados del partido, cuando bastaba con tener el 5%.

Acompañado por la teniente de alcalde de Rubí Arès Tubau, Aragonès entregó dos cajas con los avales al miembro de la sindicatura electoral de ERC Marc Sanglas. Este extendió un recibo sin comprobar el contenido ante la prensa.

RECELOS CONTRA EL APARATO

Los otros tres sectores en liza --la candidatura ERC Futur, afín a Josep Lluís Carod-Rovira y que presenta a Ernest Benach y Rafael Niubò; el Reagrupament de Joan Carretero y Rut Carandell, y la Esquerra Independentista de Uriel Bertran y Jaume Renyer-- presentarán sus avales el lunes.

Todos ellos han denunciado la falta de transparencia en un proceso electoral que permite el voto por correo y temen que el aparato de ERC, que controlan Puigcercós y Xavier Vendrell, haga un mal uso de los avales. Así lo reiteró ayer ERC Futur, que, según Europa Press, reclamó a la sindicatura eliminar los listados una vez validados para evitar que "nadie pueda tener la tentación" de hacer listas negras de no afines a quien se imponga en el congreso.

El recelo es tal que, según fuentes del sector de Benach y Niubò consultadas por EL PERIÓDICO, estos tienen ya también casi 2.000 firmas, pero seguramente solo presentarán las mínimas requeridas. Quieren evitar que el aparato identifique los territorios donde tienen más apoyo.

Según explicó Aragonès, casi los mismos afiliados que han avalado a Puigcercós han firmado por Ridao. Pocos apoyos cruzados, pues, entre candidatos a presidente y a secretario general de sectores opuestos, algo que muchos dirigentes de ERC temen que complique las primarias y que sí han detectado otras candidaturas. Hay quien, por ejemplo, avala a Carretero para presidir ERC y a Niubò como secretario general.