Ir a contenido

PARA DAR UN GOLPE DE ESTADO

Un empresario catalán financió a Severo Moto en su negocio de tráfico de armas

El juez decreta prisión sin fianza para el líder opositor guineano

EFE
MADRID

El juez de la Audiencia Nacional ha enviado a prisión incondicional sin fianza al político opositor ecuatoguineano Severo Moto por un supuesto delito de tráfico de armas de guerra con destino a Guinea Ecuatorial financiado por un empresario catalán, según han informado fuentes jurídicas.

El empresario catalán Francisco Javier Roselló Sumoy financió el envío de armas a Guinea Ecuatorial con objeto de llevar a cabo un golpe de Estado contra el Gobierno del presidente Teodoro Obiang después de que el opositor guineano en el exilio Severo Moto le prometiera "un trato de favor en explotaciones empresariales en caso de llegar al poder en Guinea Ecuatorial", según se desprende del auto de prisión del juez Fernando Andreu, hecho público hoy.

Otros tres arrestados

El magistrado ha decretado hoy el ingreso en prisión del presidente del autoconstituido Gobierno en el exilio por un delito de tráfico de armas de guerra. Tanto Roselló como su hombre de confianza, el también catalán Antonio María Nogués, y otro ciudadano guineano Damián Motu Ngema, alias Muti, se encuentran encarcelados por esta misma causa desde hace semanas.

Muti --hombre de confianza de Moto que curiosamente es familiar del presidente Obiang y ocupó un importante cargo en el Ejército guineano-- se encargó de la adquisición de las armas y las ocultó en un vehículo, que fue desplazado hasta Riudoms ( Baix Camp) por un ciudadano andorrano. Se ocupó también de concretar el traslado del material a Guinea Ecuatorial

Después Moto encargó a Nogués el desplazamiento del coche hasta las instalaciones del Puerto Marítimo de Sagunto (Valencia) desde donde debían salir las armas con destino a Malabo a través de la compañía Best Cargo Service S.L. En el interior del coche se localizaron un fusil de asalto Cetme, un fusil marca Mauser, una pistola Colt, un cargador de pistola semiautomática y varios cartuchos, aclara el auto.

Instrucciones

Según explica el juez, Moto contaba con la ayuda financiera de Roselló que encargó. La relación del opositor guineano con este envío quedó demostrada a través de la intervención de sus conversaciones telefónicas. "No solo era plenamente conocedor de la compra y envío de armas a Guinea Ecuatorial sino que él mismo coordinaba y daba instrucciones a los demás implicados a fin de realizar dicho tráfico".

Durante su declaración ante Andreu, que se ha prolongado durante más de dos horas, Severo Moto ha negado su implicación en el delito. El juez entiende, no obstante, que el testimonio de Moto debe "entenderse dentro del ejercicio del derecho de defensa".