Ir a contenido

FIESTA CONMEMORATIVA DEL 70° ANIVERSARIO DEL JEFE DEL ESTADO

Juan Carlos afirma que siempre ha querido ser "el Rey de todos"

El Monarca se muestra decidido a proseguir su tarea al frente del Estado

Zapatero agradece su contribución decisiva a la España constitucional

MARGARITA SÁENZ-DIEZ
MADRID

Emocionado, satisfecho, decidido a continuar su tarea como jefe del Estado, Juan Carlos reconoció anoche que ha querido ser "el Rey de todos los españoles". Un propósito que ha conseguido poner en práctica, según sus palabras, gracias a muchas personas que le han acompañado y ayudado lo largo de varias décadas y que han hecho posible construir una democracia "sólida, estable y avanzada."

En la celebración de su 70 cumpleaños, el Rey reunió en el palacio de El Pardo a los cargos institucionales de sus 32 años de reinado. Unas 450 personas. Sin vuestra lealtad, les dijo, España no habría logrado su espectacular modernización.

TODA LA SOCIEDAD En la tarea de trabajar por un país mejor implicó al conjunto de la sociedad española y proclamó su orgullo por lo mucho que "todos juntos hemos conseguido". El brindis fue por España y por los ciudadanos. Al desearle un cumpleaños feliz, el presidente del Gobierno, que habló en primer lugar, expresó a un Rey con ojos llorosos la gratitud de los españoles por haber desempeñado sus funciones con abnegación, y por su "decisiva" aportación al logro común que ha supuesto la España constitucional. También le agradeció que haya consolidado la monarquía parlamentaria.

En línea con la expresión que el Rey usó meses atrás, cuando las críticas a la Corona alcanzaron cotas inéditas, Zapatero reiteró que los 30 años de monarquía constitucional han constituido el periodo más fructífero de la España contemporánea. También se congratuló por el modo "ejemplar" con el que ha representado a España y por los valores que ha inculcado al Príncipe, "de cuya calidad humana y formación muchos podemos dar fe."

FELIPE: "GRACIAS, PATRÓN" La voz de Felipe casi se quebró al felicitar a su padre como heredero de la Corona, pero sobre todo como hijo. El Príncipe se alegró de la vitalidad que mantiene su progenitor, por su sentido del humor, por sus ganas de seguir en la brecha y por su capacidad para actuar con los brazos abiertos.

Buen conocedor del temperamento espontáneo del jefe del Estado, el príncipe de Asturias recordó que a su padre siempre le ha gustado la improvisación, la sorpresa, el cambio del paso. Al acabar, le dedicó un "gracias querido patrón" por tu intensa entrega a la nación. Y en un gesto de buen hijo le dedicó un, "te admiramos; te queremos." Padre e hijo se abrazaron y se besaron con cariño.

EXPRESIDENTES Todos los expresidentes del Gobierno, menos Adolfo Suárez, que se encuentra enfermo, se sentaron junto a los Reyes, así como los presidentes del Gobierno, el Congreso, el Senado, el Constitucional y el Supremo. En otras mesas estaban la vicepresidenta Fernández de la Vega, el president Montilla, el lendakari Ibarretxe --entre Rajoy y el Príncipe-- y Javier Solana. Compartieron mantel Carrillo con Martín Villa y el cardenal Rouco con su paisano Pérez Touriño, presidente de la Xunta.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.