Ir a contenido

Desalojados a rastras del Ayuntamiento de Salamanca los vecinos contrarios al alza de tasas

EFE / SALAMANCA

El Ayuntamiento de Salamanca ha aprobado hoy, en un pleno en el que la Policía Local ha desalojado a los vecinos sacándoles a rastras del consistorio, la subida de impuestos anunciada, que ha motivado tres multitudinarias manifestaciones vecinales.

El ayuntamiento ha aparecido vallado y con un fuerte dispositivo policial para contener al centenar de vecinos que querían asistir al pleno municipal ordinario, en el que se iban a aprobar la subidas de tasas, que en el caso del Impuesto de Bienes e Inmuebles es un 16,67% y en las basuras un 34,80%.

El PSOE abandona el pleno

Inicialmente los agentes han impedido el acceso al pleno municipal a los vecinos, pero ante las reiteradas peticiones del PSOE de que se consintiese su entrada a un "acto público", el alcalde ha accedido a las demandas y apenas una veintena de ciudadanos han entrado al salón de plenos con las manos en alto y en silencio.

Tras la intervención del portavoz socialista, Fernando Pablos (PP), los vecinos han empezado a gritar para decir que en el salón de plenos entraban más personas y para pedir que se les tratase "como personas, no como animales". Otros se han dirigido al alcalde, Jualián Lanzarote, a quien han dicho: "usted no es nadie". Al mismo tiempo, le han pedido que "rectifique, por favor, que es de sabios".

Ante esos gritos, el alcalde ha ordenado desalojar a los vecinos, ante lo que los representantes socialistas han decidido abandonar el salón de plenos.

Ciudadanos tirados por el suelo

Sin embargo, los vecinos se han tirado al suelo y han entrelazado sus brazos para evitar el desalojo, al tiempo que han pedido a los socialistas que se quedarán en el pleno para votar en contra de la subida de impuestos. Minutos después, la policía ha iniciado el desalojo arrastrando hacia a la calle a los ciudadanos.

Tras estas interrupciones, el PP, que tiene mayoría absoluta, ha procedido a aprobar seis tasas municipales que se modifican para el próximo año y que sufren incrementos de entre el 13,74% de la depuración de aguas y el 34,80% de la basura.