Ir a contenido

Los responsables de 'El Jueves' dicen que las caricaturas solo se ríen de las ayudas a la natalidad

La dirección de la revista afirma que la Casa del Rey ya había llamado la atención a la publicación en anteriores ocasiones

AGÈNCIES / BARCELONA

El director de la revista El Jueves, Albert Monteys, y su editor, José Luis Martín, se han mostrado "muy sorprendidos" ante la orden de secuestro de la Audiencia Nacional que pesa sobre el último número de la publicación, que aún se encuentra en algunos quioscos, por injurias al sucesor de la Corona. Ambos han explicado que las caricaturas no son denigrantes y solo pretendían reírse de las ayudas del Gobierno a la natalidad. "Están hechas para sonreír", ha afirmado Martín.

El editor ha destacado lo insólito del caso, puesto que, tras publicarse durante 30 años, es la primera vez que un número es secuestrado cuando se encuentra en los quioscos: "Habíamos tenido secuestros, pero siempre a posteriori", cuando ya estaba a la venta el número siguiente. Martín ha destacado que han seguido la línea editorial de la revista, y que el lector habitual de El Jueves sabe que han hecho otras portadas como esta, siguiendo el tono de la revista. "Que no digo que sea suave", ha añadido.

El editor ha dejado claro que la Casa del Rey ya había sido anteriormente objetivo del humor de la revista, y ha recordado que publicaron un libro titulado Tocando los Borbones, con viñetas dedicadas a la Familia Real.

Ante posibles imputaciones legales, José Luis Martín ha explicado que se amparan en que nunca ha existido la voluntad de injuriar a nadie, y ha admitido que su publicación está siempre en el límite. "Puede ser que nos pasemos, aunque esto lo tendrán que decir los jueces", ha aseverado.

Apareció en un popular programa de televisión

El mismo Martín ha pronosticado que la Casa del Rey no debe estar interesada en que "se agoten todos los números de la revista". Tanto Monteys como Martín han achacado la rapidez de la medida judicial al hecho de que la polémica portada apareció ayer durante más de media hora en un popular programa de televisión.

El director Albert Monteys considera que la medida adoptada por el juez Juan del Olmo "es un ataque a la libertad de expresión", y cree que el caso no se aleja demasiado de la polémica que se creó hace unos meses con la publicación de unas viñetas de Mahoma en varias revistas europeas.

Monteys ha manifestado que la orden de secuestro, lejos de amedrentarlos, les da "gasolina para estar más cabreados" para hacer su humor, "que no es suave".

Por último, ha mantenido que, después de localizar a su abogado, la siguiente medida que tomarán será cambiar la portada la semana que viene, porque piensan "hacer una broma sobre el tema". "Vamos a contestar como sabemos hacerlo nosotros, con un poquito de sentido de humor. Nunca se acaba el mundo por un dibujo", ha concluído.

Tercera intervención en su historia

Fuentes de la actual dirección de la revista, que este año celebra su 30 aniversario, han explicado que ya habían recibido alguna vez "algún toque" de la Casa del Rey que les habría pedido "una reflexión" sobre la manera en la que se trataban los asuntos relacionados con la Corona.

Esta es la tercera ocasión en toda la historia de El Jueves que la revista es intervenida por orden judicial, algo que ocurrió ya con en el número 1 y el 7. El Jueves es la única revista de humor gráfico sobre la actualidad que se edita en España y que tiene como señas de identidad la sátira sobre la política y la sociedad sin tabúes.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.