Ir a contenido

Francia detiene a dos etarras más, uno de ellos próximo a 'Txeroki'

Con las capturas, practicadas en Angulema, ya son 13 los arrestados desde el final de la tregua

Arginzoniz iba a colocar un coche bomba en el párking de un edificio público de Santander

MARGARITA BATALLAS / MADRID

Segundo golpe a ETA en 48 horas. La policía española facilitó ayer la detención en Francia de dos miembros del aparato militar de la banda. Los terroristas iban armados, portaban documentación falsa y conducían una furgoneta robada. Además, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, desveló que el etarra detenido el martes en Santander, Aritz Arginzoniz, y su compañera sentimental, Saioa Sanchez (que logró huir), iban a poner un coche bomba en el párking de un edificio público.

Iker Mendizabal y Jon Garcia Gonzalez fueron capturados ayer en Angulema, entre Burdeos y Limoges, cuando iban a reunirse con otros miembros de la banda. El primero fue procesado en el 2005, cuando ya había huido de España, por el juez Fernando Grande-Marlaska como miembro del aparato de infraestructura de ETA en Vizcaya. Mendizabal está situado en el segundo nivel de ETA, a las órdenes del jefe operativo de la banda, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, y sería el responsable de aprovisionamiento de explosivos y armas

Por su parte, Baltasar Garzón procesó a Garcia por colaborar en el atentado contra el hotel Los Tamarines de Getxo (Vizcaya) el 23 de junio del 2003. Ambos han escalado posiciones y ahora figuran en la cúpula del aparato militar de la banda.

ROBO EN JUNIO A

la hora de cerrar esta edición, la gendarmería inspeccionaba la furgoneta Citroën Berlingo que los terroristas conducían con matrículas falsas. El vehículo fue robado en junio. Este mismo modelo fue usado por los tres terroristas detenidos en Francia el pasado 2 de julio cuando intentaban introducir en España 140 kilos de explosivos para cometer un atentado que coincidiera con el debate sobre el estado de la nación, entre el 3 y el 6 de julio.

La policía francesa no facilitó datos de la operación. Tan solo se limitó a explicar que el vehículo despertó las sospechas de los agentes. Fuentes de la lucha antiterrorista revelaron que la operación había sido coordinada por la comisaría general de información española. También se supo que uno de los apresados llevaba una pistola de las 350 que fueron robadas el pasado mes de octubre en Vauvert (Francia). En aquel robo participaron cinco personas que secuestraron a la nuera y a dos nietos de la gerente de la empresa Sidam para hacerse con las armas.

ATENTADO FRUSTRADO

Rubalcaba informó ayer de que el etarra detenido en Santander formaba parte de un comando que pretendía colocar un coche bomba en el aparcamiento de un edifico público de la capital cántabra. El ministro del Interior explicó que Arginzoniz fue apresado en la estación de autobuses de Santander por un inspector de policía que iba a acompañado por dos agentes, ambas mujeres. A los policías les llamó la atención la "actitud" esquiva del sospechoso.

La policía seguía rastreando la capital cántabra en busca del coche bomba. También desplegó agentes en la comunidad autónoma para apresar a la compañera del terrorista, Saioa Sanchez, que se alojó con Arginzoniz en un cámping de Isla. Ambos habían huido después de que la Ertzaintza localizara en un zulo 60 kilos de explosivos en Amorebieta (Vizcaya) el 23 de diciembre.

EL BALANCE

La policía francesa ha detenido a 10 etarras desde que ETA rompió el alto el fuego el 5 de junio, y dos más han sido capturados en Canadá y México. Así pues, junto a Arginzoniz, son ya 13 los arrestados desde esa fecha. La policía, además, ha interceptado dos furgonetas cargadas de explosivos, una en Ayamonte (Huelva) y otra en Francia. El martes también fueron apresados cuatro cabecillas de la kale borroka en Álava, que hoy pasarán a disposición del juez Baltasar Garzón.