Ir a contenido

La mayoría quiere que gobierne la lista más votada

La creencia más extendida entre los encuestados es que el 27-M ganó el PP

EL PERIÓDICO / BARCELONA

La mayoría de los españoles consultados para esta encuesta de GESOP opinan que en los ayuntamientos y en las comunidades autónomas siempre debería gobernar la lista más votada aunque no consiga pactar con ningún otro partido para alcanzar la mayoría absoluta.

Esta posición la mantienen casi seis de cada 10 encuestados, mientras que la opción contraria --que gobiernen las fuerzas que sean capaces de alcanzar un pacto de gobierno aunque ninguna de ellas sea la lista más votada-- es la preferida por algo menos de cuatro de cada 10 ciudadanos consultados.

Los electores del PP optan, por abrumadora mayoría (más de ocho de cada 10 así lo afirman), por la primera solución, lo que evidencia que tienen presente las dificultades del Partido Popular para establecer pactos en muchos municipios y comunidades autónomas.

Los votantes del PSOE, sin embargo, se inclinan por igual tanto por una como por otra solución: casi cinco de cada 10 electores socialistas eligen la primera o la segunda posibilidad, cuando los intereses del PSOE, en muchos municipios y comunidades, pasan por los pactos. Los votantes de IU prefieren la posibilidad de pactar, que es la política que más conviene a esa formación.

EL PARTIDO VICTORIOSO

Una mayoría de encuestados cree que el PP ganó las elecciones municipales del 27 de mayo. Así se afirma en más de cuatro de cada 10 respuestas, según el presente barómetro. Quienes opinan que ganó el PSOE no llegan a tres de cada 10 encuestados.

El PP superó al PSOE en el conjunto de España en unos 150.000 votos, gracias a que arrasó en Madrid y Valencia. Sin embargo, los socialistas han aumentado su poder y, en el mandato que ahora se inicia, gobernarán en 23 capitales de provincia, ocho más de las que dirigían antes. Mientras, el PP pierde otras tantas capitales y pasa de gobernar en 30 a hacerlo en 22.

FORMACIÓN DE LOS CONSISTORIOS

El trabajo de campo para esta encuesta se hizo los días 13 a 15 de junio, cuando todavía no habían tomado posesión de sus puestos los nuevos alcaldes. Los electores socialistas aún estaban bajo los efectos del trauma de Madrid y Valencia y todavía no se creían --pese a que José Luis Rodríguez Zapatero venía insistiendo en ello desde poco después de la jornada electoral-- que el PSOE incrementaba considerablemente su poder municipal, superando al Partido Popular.

Lo anterior justifica el dato que arroja la encuesta de que mientras casi ocho de cada 10 electores del PP afirman en sus respuestas que quien ganó las elecciones municipales fue ese partido, sólo cuatro de cada 10 votantes del PSOE dan como ganador al partido socialista. Paralelamente, algo más de tres de cada 10 votantes del PSOE dan como ganador al PP. Los electores de IU también muestran su desánimo y dan mayoritariamente por ganadores a los populares, pese a la tradicional alianza municipal entre la coalición de izquierdas y el PSOE, que, de acuerdo con los resultados, podía arrebatar al PP numerosos ayuntamientos, como así ha sido.